Andújar: “Me quedo con la sensación de haber merecido algo más"

El español sale fortalecido de su semana en Barcelona y solo piensa en Múnich, su próximo torneo. Admite que estos días jugó el mejor tenis de su carrera

Una derrota que solo puede traer felicidad. Pablo Andújar se mostró feliz en rueda de prensa tras caer ante Kei Nishikori en el Barcelona Open Banc Sabadell y admitió que solo piensa en seguir trabajando para que los buenos resultados continúen llegando. Eso sí, admitió que mereció algo más en la final.

Podría haber ganado el segundo set, lo he jugado mejor, y después el tercer set ya veríamos. Estoy un poco fastidiado porque no me quería conformar con llegar a la final. He hecho un partido bastante bueno, he movido bien la bola pero luego en esos puntos clave que deciden todo he cometido fallos tontos”, afirmó el conquense. “Me quedo con una sensación de haber merecido algo más. Esta gente es tan buena que si desaprovechas las oportunidades pues lo acabas pagando. Yo creía que podía ganar, pero mira, aquí estamos”, asintió el flamante subcampeón.

Aunque el resultado diga lo contrario, la victoria no estuvo tan lejos, un objetivo que se escapó en los pequeños detalles. “Ha sido una buena final, de nivel. Los dos estábamos jugando genial con puntos bastante buenos. Nishikori resta muy bien y con los segundos saques me metía mucha presión con una velocidad de pelota muy alta. Quizá si hubiera jugado con más primeros… ese ha sido mi mayor defecto hoy”, manifestó el jugador español.

No hubiera sido la primera vez que derrotara al japonés, algo que ya hizo hace dos temporadas en cuartos de final del Mutua Madrid Open. “Nishikori es más constante en su juego que cuando le gané hace dos años. Antes se le iba la concentración en según qué juegos, fallaba o te regalaba algunos puntos. Ahora ya no. También ha mejorado el primer saque y te sorprende tirando un ace a 210km/h”, declaró Andújar.

Llegó con el objetivo de hacer cuartos de final y se marcha con una bandeja de plata, sin duda, un punto de inflexión en la temporada actual de Pablo Andújar. “No puedo definirlo de excelente porque he perdido, pero sí una semana muy muy muy buena, sobre todo por la manera en la que venía. Creo que emocionalmente he estado bastante bien dentro de la dificultad que para mí supone estar en mi primera final del Conde de Godó. Durante toda esta semana he conseguido desplegar mi mejor tenis, obviamente, todos no ponemos nerviosos alguna vez, incluso Federer o Nadal”, garantizó el número 66 del mundo.

Uno de los secretos de este repentino éxito ha sido la contratación de Albert Portas, su nuevo entrenador. “Técnicamente hemos trabajado en pequeños detalles que había dejado de lado. El tenis te hace ensuciar los golpes debido al número de partidos que juegas, lo que hace que no le pongas tanto cuidado a la técnica. Y luego el aspecto psicológico, me he creído que de verdad puedo jugar muy bien a tenis y he crecido en confianza mental”, reiteró el tenista afincado en Valencia.

El futuro pinta de otro color para Pablo Andújar después de esta semana, aunque tampoco se marca objetivos. “La semana que viene que me voy a Munich, es un torneo muy importante para mí. Lo encaro con muchas ganas y con mucha más confianza, el rival que se me ponga por delante va a tener que sufrir porque estoy jugando bien. En Madrid será aún más especial porque es un Masters 1000 y es en casa, además que cuando juego con altura los resultados no suelen ser malos”, apuntilló el manchego.

Siete días que han devuelto a la brecha a un jugador acostumbrado a convivir en la tercera línea del tenis mundial. ¿Presión? Todo lo contrario. Andújar abandona Barcelona sin título, pero se lleva algo mucho más importante, la idea de que es capaz de ganar a cualquiera. “No me marco metas, solo quiero seguir trabajando como lo he hecho esta semana. De momento, me ha ido bien”, sentenció un hombre que a partir de mañana volverá a tener un hueco entre los 40 primeros de la clasificación.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes