Tomás Carbonell: "Nadal tiene un problema de aceptación"

Uno de los rostros más emblemáticos del deporte de la raqueta concede una entrevista a Punto de Break para hablar sobre la actualidad del vigente Conde de Godó

Jugador, entrenador, manager, comunicador y una de los hombres que mejor entienden este deporte. Tomás Carbonell recibe a Punto de Break en la Casa Club del Barcelona Open Banc Sabadell para hablar sobre el momento de forma de Roberto Bautista, a quien asesora actualmente, la crisis de resultados de Rafa Nadal y su pasado como comentarista en Televisión Española.

¿Qué tal sienta volver a casa? ¿Cómo ves el torneo este año?

Muy bien, es un torneo que es un clásico. No puede competir con los Masters 1000 pero compite en otras cosas. Existe esa relación agradable de torneo que ha estado ahí toda la vida.

Es importante mantener torneos como éstos que se llevan a cabo en un club

Son la esencia del tenis, hay que cuidar las citas como éstas porque al final se acabarán haciendo torneos en medio del desierto.

Te hemos visto acompañando a Bautista a lo largo de los últimos meses, ¿qué papel tienes actualmente en su equipo?

Le llevo algunos asuntos particulares como manager pero además yo con Roberto tengo una relación desde que él tenía 13 años. He seguido prácticamente toda su carrera desde que era un júnior.

¿Cómo definirías sus primeros cuatro meses de competición?

Progreso. Está en una fase de adaptación de un nuevo ranking que exige unas responsabilidades diferentes a cuando estás el 80 o el 100. Se ha encontrado de repente con ser el 15 del mundo y al principio cuesta asimilar que en cada torneo eres cabeza de serie y no sirve con pasar una ronda o dos, sino que hay que intentar llegar más lejos. En Montecarlo empezó ya a dar un giro radical en su juego (cayó en octavos ante Berdych) y aquí en Barcelona ha jugado muy bien (cayó en cuartos ante Nishikori).

El año pasado le vimos ganando a algunos jugadores top. Esta temporada todavía no le hemos visto firmando grandes victorias pero sí perder ante jugadores de ranking inferior a los que el curso pasado conseguía inclinar.

Es parte del proceso. Ahora ha empezado a encontrar la tranquilidad para jugar los puntos decisivos, lo cual antes no tenía. Perdió con Gasquet en Dubái con match point, en semifinales de Chennai con Bedene también con dos match points, el partido con Janowicz en Miami, muy encarado, también lo perdió… necesitaba simplemente un poco de tranquilidad en esos momentos y ahora le está llegando. Yo soy muy optimista.

El problema es más mental que tenístico

Sí, por supuesto. Es un problema de cambio de rol, de cambio de status. Nadie ha nacido con el talento como para cambiar de status en seis meses y aceptarlo. Estamos hablando que cuando estás 15 del mundo, solo hay 14 mejores que tú y la exigencia es diferente. Además de que Roberto, pese a ser un jugador de 26-27 años, es bastante nuevo en el circuito.

¿Tiene Nadal el mismo problema?

Nadal no tiene que asumir ningún rol, ya los ha asumido todos. Es un problema de aceptación de que él nunca más podrá volver a tener unos resultados extraterrestres, lo que él hizo es ciencia-ficción. Todo lo que venga ya no será igual. Tiene que intentar ir a los torneos de una forma diferente, su nivel de auto exigencia es altísimo, que es lo que le ha llevado a ser Rafa Nadal, pero ahora le está castigando y le falta mucha tranquilidad en los momentos que se deciden los partidos.

Rafa ha tenido problemas de todo tipo a lo largo de su carrera, pero nunca mentales. ¿Por qué ahora?

En el tenis es más difícil dejar de ser que intentar ser. Rafa quiere seguir luchando por los mismos objetivos que ha estado luchando en los últimos 15 años, y eso a veces no puede ser.

Dijo en rueda de prensa que lo que tenía que hacer es seguir trabajando, ¿es éste un argumento firme al que agarrarse o solo nos queda la fe?

Yo tengo mi opinión bastante formada de lo que le puede pasar: la solución no la tiene nadie, la tiene él mismo. Yo no creo que sea un tema de trabajar más o menos, sino de que el tiempo le deje jugar al nivel que tiene en este momento, que a lo mejor no es tan alto como el que tenía hace 3-4 años, pero es mucho más alto de lo que estamos viendo. Eso solo se consigue de una forma pausada en el interior de cada uno. Es mucho más fácil solucionar un problema mental o de nerviosismo que el de una derecha o de un saque.

¿Le ves volviendo a ganar un Grand Slam?

¿Por qué no? En Roland Garros él se transforma y a cinco sets puede jugar más tranquilo, es mucho más temido en este tipo de torneos. El primer obstáculo que tiene ahora Rafa es el de ganar a los jugadores contra los que nunca ha perdido, ya no te digo Djokovic y los de arriba, sino a la clase medio-alta del circuito.

Supongamos que en Roland Garros, antes o después, se cruce con Djokovic. ¿Cómo se para al serbio?

Igual que lo ha parado en años anteriores. Con mucha brega, mucha energía y mucha convicción. Djokovic tiene el hándicap de que nunca ha ganado Roland Garros y eso también es presión en su contra. Ahora Rafa lo que tiene que hacer es mejorar su nivel de juego el cual no está para ganar a Djokovic si le vemos sufriendo con Fognini, con Cuevas, con Andújar y otros jugadores con los que nunca ha tenido problemas.

¿Puede ser que estos jugadores le hayan perdido un poco el respeto? ¿Que le vean más vulnerable?

Por supuesto. El vestuario habla y eso se ve. En el partido ante Fognini vimos varios breaks a favor de Rafa que luego los pierde. Eso es algo inaceptable en un jugador del nivel de Rafa, y eso es por falta de tranquilidad. La gente eso lo nota, antes cuando Rafa se ponía con esas ventajas la gente lo que hacía era recoger las cosas e irse al vestuario, ahora todavía creen que pueden ganar el set.

Por último, ¿qué tal la vida como narrador en TV3? ¿Se hace raro no compartir cabina con Arseni?

R: De Arseni yo he aprendido mucho. Me quedo con lo que he aprendido de él y de Nacho para trasladarlo con quien esté. Se acabó mi etapa en TVE donde disfruté muchísimo y espero seguir disfrutando con la gente que me quiera o en cualquier parte donde haya una pista de tenis.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes