Andújar: "Si estoy en la final es porque me lo he ganado"

Con tanta alegría como prudencia, el conquense mostró su alegría tras el pase a la final del Conde Godó, aunque advierte: "Nishikori es favoritísimo"

Si a principios de la semana le dicen a Pablo Andújar que el sábado todavía seguiría vivo en el cuadro, quizá se hubiera reído o hubiese pensado que era una broma. Cosas de la vida, el destino (y muchas horas de trabajo detrás) ha colocado al conquense en la disputa por el título después de una batalla tenística y emocional ante su ídolo David Ferrer, a quien superó por 7-6 y 6-3. Una victoria le separa del trofeo más importante de su carrera, aunque él prefiere estarle importancia: "Si lo pienso, corro el riesgo de creérmelo".

Nunca antes había ganado a David Ferrer, ni siquiera un set. Hasta hoy. “Él ha empezado jugando muy bien y yo he decidido empezar a tirar reveses paralelos para que no me dominase en los intercambios de revés. Luego también alguna dejada y alguna subida a la red, variando", señala el número 66 del mundo como aspectos clave de su victoria. "El tiebreak lo he luchado bastante, creía que podía pasar, sencillamente. David también ha fallado dos bolas fáciles. He visto que los puntos se estaban jugando y que de verdad podía remontar. Mis tres últimos puntos han sido muy buenos, ahí ya estaba convencido de que era mío", relataba el jugador acerca de esa primera manga.

En la final tendrá que pelear con Kei Nishikori, un rival al que ve varios peldaños por encima. “Nishikori es favoritísimo, es un grandísimo jugador. Hoy estuve viendo su partido y vi winners por todos los lados. Trataré de estar lo más tranquilo posible por estar disputando la final del Conde de Godó, pero sin dejar de ser luchador sobre la pista​. Tengo que ser agresivo en su segundo saque e intentar variar el juego, como hice hoy. No puedo jugarle de igual a igual, es como si el Levante va al Bernabéu y pone tres defensas en vez de cinco", resaltó el tenista afincado en Valencia.

El ranking está ahí y no engaña. Nishikori parte con ventaja. Yo vengo en una trayectoria ascendente y nadie me lo va a quitar, si estoy en la final es porque me lo he ganado. Pero Kei es favorito, por ranking y porque se le da muy bien este torneo”, reiteró el tenista local, quien ya venció al de Shimane hace dos temporadas el la arcilla del Mutua Madrid Open.

Uno de los secretos de este éxito repentino ha sido la incorporación de Albert Portas a su equipo de trabajo, un extra de motivación muy necesario para Andújar. "Yo ya sabía jugar al tenis antes de estar con ellos, ahora me enfrento a palabras nuevas, otra motivación y mucho trabajo mental. Sobre todo el creer en la persona que te quiere ayudar. Luego está la técnica, donde hemos pulido errores que yo venía cometiendo y de esa manera ha salido este resultado. Llegué aquí sin confianza pero los primeros días vi que estaba mejor de lo que esperaba. Mi idea era poder hacer un buen Godó, por ejemplo, cuartos de final ya hubiera estado bien. Pero no, estoy en la final", manifestó el flamante finalista en Barcelona.

Para ganar a Nishikori hará falta algo más que el buen tenis desplegado hoy. Lo afirma el propio Andújar. "Tengo que jugar mañana con el público a favor, mis opciones pasan por ahí. Tengo que creer en la victoria y más después del partido de hoy, que ha sido uno de los mejores partidos de mi vida. La clave es no pensar en lo que estoy haciendo, porque si empiezo a pensar puede ser negativo. Como te creas que estás en la final y lo bueno que eres, la leche está asegurada. Trataré de hacer lo de todos los días. Ahora veré mi Levante y luego me iré a la cama", asentía el conquense, dándole normalidad a una situación extraordinaria para él.

Mañana será su gran día, la primera final de su carrera en un ATP500, además en casa y ante un jugador del top5. "Es un partido muy especial, casi tanto como el que jugué en Copa Davis. Intentaré ponerme un nivel de importancia bajísimo, porque si me lo pongo muy alto me pondré nervioso y será peor", sentenció el español.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes