Fognini, eléctrico, elimina a Nadal en el Conde de Godó

El italiano Fabio Fognini elimina a Rafael Nadal en el Conde de Godó, por un 6-4 7-6. Espectacular nivel del de San Remo

Fabio Fognini dio la gran sorpresa del Conde de Godó, eliminando al ocho veces campeón, el español Rafael Nadal. Con un juego soberbio y estable, supo dominar los nervios, jugar siempre entero; haciéndolo por delante y por detrás en el marcador para doblegar al número 4 del mundo. Nadal dio un paso atrás en sus golpes pero fue sobrepasado por un nivel muy alto y continuo oponente.

El primer set es lo más cercano a la excelencia tenística por parte del de San Remo, circunstancia que con el talento que atesora Fabio nunca es descartable cuando entra derecho a la pista, aporta regularidad y motivación a su juego y mantiene a raya a su versión más autodestructiva. Sin dejar de entrar apenas a Nadal con golpes parados y dominando el centro, el italiano jugó anticipando el bote de la pelota con una limpieza inaudita, variando direcciones con suma facilidad y entrando sin piedad con su revés cruzado.

Incluso en los rallies en los que el balear podía entrar con su derecha, trascendían, a la vez, dos situaciones: le sigue faltando a Nadal una velocidad extra a su derecha invertida para terminar el punto, más una defensa y contragolpe de Fabio resbalando que aportaban mayor confianza a su juego. Sorprendió, de hecho, la calidad táctica del encuentro de Fabio; decidido a tirar con su mano cuando recibía bola corta y jugando con alturas y buenas defensas cuando tenía que retroceder. Le costó un mundo a Rafa encontrar espacios. La transición defensa-ataque del transalpino complementó a la perfección sus golpes ofensivos.

En el segundo parcial llegó la reacción de Nadal. Le costó romperle el servicio a Fabio, pero no le quedaba otra al mallorquín que buscar una nueva inercia, hacer dudar a Fognini e imponer un miedo del gigante que se acerca y sube el nivel. Aunque Fabio hizo un contrabreak rapídisimo, Rafa volvió a romper, poniéndose 3-1 y 4-2. Ahí reapareció el portentoso nivel del transalpino para igualar de nuevo el partido, llevándolo con mayor o menor facilidad turno a turno: 4-4, 5-5, 6-6 y al tie break.

Allí, el discípulo de José Perlas, volvió a soltar el brazo con templanza y mayor garantía que el actual momento de los golpes de Rafa. Se puso 4-1 y 6-3. Nadal salvó tres puntos de partido pero la narrativa del encuentro y el semblante tranquilo y controlado de Fabio parecía demasiado para un Nadal que nunca encontró un nivel suficiente de ritmo e intercambios que desarbolara a su rival; un Fognini que cuando se motiva y ataca es una maravilla de jugador.

Comentarios recientes