Francis Roig: “Creo que Nadal podrá luchar por todos los títulos con 33 años como hace Federer”

Francis Roig, entrenador de Rafael Nadal, nos ha concedido una entrevista en la que habla sobre el tenista, su relación con Toni y otros temas

Francis Roig es uno de los pocos hombres de confianza de Rafael Nadal. Junto a Toni, tío y entrenador del tenista, Roig ha colaborado en el desarrollo y progresión de Rafa durante los últimos diez años, los de mayor gloria en la carrera del jugador balear. Un día antes de que Nadal se estrene en el Conde Godó 2015, Roig ha charlado con Punto de Break en el Real Club de Tenis Barcelona.

¿Cuándo y cómo surgió la posibilidad de entrenar a Nadal?

En 2005, en Australia, yo entrenaba a Albert Costa y Toni me sugirió la posibilidad de combinar algunas semanas con Rafa. Yo le dije que sí, y entonces empezamos la gira sudamericana… y hasta hoy.

¿Cómo se reparte con Toni Nadal los torneos a los que viaja?

Yo viajo a unos 12 torneos al año: Abu Dhabi, Doha, Indian Wells… antes iba a Miami, pero ahora va Toni, es el cambio que hemos hecho. Aquí estamos los dos, pero esto no es viajar. Luego iré una semana antes de Wimbledon, a Canadá y Cincinnati, y después a la gira asiática. A los Grand Slams no viajo.

Roig y Nadal.

¿Cuando viaja con Rafa y Toni se queda en España, le da instrucciones sobre lo que hay que hacer? ¿Tiene autonomía?

Toni siempre me da toda la autonomía que quiero. Al mismo tiempo, hay cosas que hablamos. A veces, si está haciendo alguna cosa mal, lo hablamos conjuntamente y ya está.

¿Su visión sobre el tenis y Rafa es igual que la de Toni, o hay diferencias?

Al final, el objetivo siempre es el mismo: intentar que Rafa, dentro de una lógica, juegue un poco más agresivo. Siempre es lo que se intenta, así ha ido evolucionando. Rafa es consciente de esto, pero hay que hacerlo con el tiempo necesario y tampoco puedes romper la base de un jugador. Sabemos que hay jugar más agresivo, pero tampoco nos volvemos locos.

Rafa dijo en Montecarlo que buscaba más efecto con la nueva raqueta, pero eso es algo que nunca le ha faltado…

Bueno, es una raqueta que al tener las cuerdas más separadas le da más efecto, pero la bola sale más rápido con menos esfuerzo. No creo que le dé mucho más efecto que antes.

¿Era necesario este cambio para hacer más daño a los rivales vistos los últimos resultados?

No creo que haya sido sólo un tema de que porque las cosas no hayan ido bien hubiera que cambiar la raqueta. De tenis no estaba mal. En Indian Wells jugó bastante bien. En Miami estuvo un poco más flojo, tuvo un día complicado y se mostró más nervioso de lo normal. La falta de confianza ha hecho que juegue más nervioso y que no esté tan rápido de piernas. En esta vida siempre hay que intentar mejorar, evolucionar. Él tenía ganas de hacerlo ahora, se ha probado, y adelante.

Nadal.

¿Por qué es esta raqueta mejor que la anterior?

Yo no digo que sea mejor ni peor. Lo que pasa es que la pelota sale más. Tiene las mismas cuerdas, pero más separadas, sobre todo por los lados. Entonces, cuando no impactas bien y por el centro, la pelota sigue corriendo igual. Creo que el 80 por ciento del cambio de raqueta es para que la pelota corra más con menos esfuerzo. Si cambias de raqueta para que la pelota no corra más, mejor quédate con la tuya. Al principio siempre cuesta un poquito, y si fallas es buena señal porque la pelota corre más.

¿Mantendrán la nueva raqueta hasta que termine la gira de tierra o indefinidamente?

Es la raqueta con la que va a jugar y no se ha planteado nada más.

¿Les ha aportado la ‘raqueta inteligente’ algún dato que les haya sorprendido y les haya hecho cambiar algo?

No, la verdad es que yo no he estado al tanto de esto. Yo sé que los datos que se van mirando, pero a día de hoy no he entrado en esta información.

Rafa ha reconocido en las últimas semanas que tenía ansiedad y falta de confianza. ¿Han incidido usted y Toni en el aspecto psicológico? ¿Han tenido alguna charla con él para mejorar en este aspecto?

Si te digo la verdad, es cierto que ha tenido ansiedad y ha jugado más nervioso, pero poco a poco lo va a ir superando y no hay que darle más importancia. Ahora, en la pista de tierra batida, tiene más tiempo y margen de maniobra, y eso le ayudará a controlar más esos momentos en los que se siente desbordado. Puede coger una confianza que de aquí a Roland Garros le puede servir.

Roig y Nadal.

Si no mejorara en este aspecto, ¿han considerado la posibilidad de recibir ayuda de un psicólogo deportivo?

No, es un tema que no se ha tocado. Creemos que lo va a superar él.

En los últimos meses, parece que Rafa tiene muchos problemas cuando el clima es húmedo…

Sí, pero no es de ahora, siempre ha sido así. Yo me acuerdo que cuando ganó en los Juegos Olímpicos de Beijing, el primer día que entrenamos, a los cinco minutos me dijo: ‘Es que no puedo jugar aquí’. Había una humedad tremenda. Tenía que cambiar de raqueta cada tres minutos porque tenía el puño empapado, y él acelera tanto, que si no tienes la raqueta bien cogida y se te mueve, pierdes mucha precisión y sensibilidad, piensas que se te va a escapar cada vez. En los sitios húmedos sufre un poquito más que los demás.

¿Se preocupan un poco cuando hay un día muy húmedo?

No, hay que aceptarlo (sonríe).

Siempre se ha especulado con que Nadal tendría una carrera corta por las lesiones que sufre. ¿Qué opinión tiene sobre su longevidad?

Es un tema que se habla desde el tercer año en que Rafa estaba arriba del todo. Han pasado 11 años y sigue arriba del todo. Creo que ya no se puede hablar de una carrera corta, porque estar diez años entre los tres o cuatro primeros… No lo sé, pero me apostaría una mano a que no ha habido más de cinco jugadores en la historia que lo hayan hecho. Ahora estamos en un momento un pelín más complicado, pero yo creo que va a salir adelante y va a volver a luchar por los Grand Slams.

¿Podrá Nadal luchar por todos los títulos con 33 años como hace Federer?

Sí, creo que sí.

A raíz de la discusión que Rafa tuvo con Carlos Bernardes en Río de Janeiro, ¿pidió realmente que no le arbitrara nunca más o fue un enfado puntual?

No he hablado con él de este tema, porque yo no estuve en Río, sino después en Buenos Aires. Puede que en ese momento le supiera mal que le pitaran el warning, pero seguro que no le guarda rencor.

Comentarios recientes