España se aferra a la ilusión

Argentina y España se enfrentan con el objetivo de huir de la tercera división. Las de Conchita, inexpertas en FedCup, deberán tirar de galones para sellar la victoria.

El complejo de Tecnópolis acoge desde esta misma tarde la eliminatoria que enfrentará a España y Argentina en el playoff del Grupo Mundial II de la Copa Federación. Las sudamericanas no pudieron hacer frente a Estados Unidos, mientras que las nuestras cayeron sobre la campana ante Rumanía. Un doble tropiezo que las ha reunido este fin de semana con más importante en juego: el posible descenso a tercera división.

Las chicas están con muchas ganas e ilusionadas por debutar. Sabemos que no será una eliminatoria fácil, pero jugar por primera vez en FedCup y defender los colores de tu país es algo precioso. Todas las jugadoras que están aquí han dado un paso adelante para estar, pese a tener otros compromisos profesionales, eso es algo que valoro mucho”, afirma Conchita Martínez, capitana del equipo español, sobre sus chicas, defendiéndolas siempre a capa y espada.

Están tranquilas. El mensaje es salir a la pista a darlo todo, sin ningún tipo de presión. Es una oportunidad muy grande para ellas y hay que aprovecharla, yo sé que lo van a hacer. Tanto Lara como Sara se van a dejar la piel en el single, son muy luchadoras”, declara la ex número dos del mundo, valiente y segura sobre la futura actuación de sus chicas.

Número 88 del ranking y líder del equipo español. Es el rol que le ha tocado desarrollar a Lara Arruabarrena tras las innumerables bajas de jugadoras mejor situadas en la clasificación. Por si faltaba algo, será su primer partido en la competición: “Ya había ido convocada en dos eliminatorias y vivido la esencia del equipo por dentro, lo único que me faltaba era jugar. Ahora ha llegado ese momento, espero que todo me vaya bien”.

La jugadora vasca está inmersa en un grupo donde la mayoría de sus compañeras parten desde la misma línea de salida, algo que para nada le asusta. “La única que lleva mucha experiencia en Fed Cup, aparte de Conchita, es Anabel. Yo he estado con el equipo pero no jugando sobre la pista, hay mucha diferencia. Las argentinas juegan en casa y ya saben lo que es competir, aunque tampoco lo veo algo tan determinante”, asevera la número uno del equipo español.

En la misma situación se encuentra Sara Sorribes, que con 18 años abrirá la serie enfrentándose a Ormaechea, líder del conjunto rival. “Paula es una gran jugadora, su juego es bastante parecido al mío. Ya cruzamos en Brasil y fue un gran partido. Tengo que jugar todo el encuentro igual, manteniendo el nivel, en Río fui de más a menos. Es mi primer partido en Fed Cup y espero no tener muchos nervios, subraya la catellonense, afincada en una posición de máxima responsabilidad: “He estado tranquila durante toda la semana, aunque cuando supe que Tita no venía me entró un cosquilleo al saber que jugaría singles”.

En el cuadro argentino, Paula Ormaechea vuelve a ser la rival a batir. Pese a sus 22 primaveras, la de Santa Fe ya anda curtida en varias batallas con su nación, algo que siempre suma. Y más si se juega en casa: “La motivación, estar con mi gente, mi familia, estar en mi país… en un cúmulo de todas esas cosas lo que me hacen rendir mejor acá en Argentina, me siento más cómoda. Lo más importante es la actitud y estar positiva”.

Mismo discurso entonca María Irigoyen, segunda jugadora albiceleste, quien disputará el segundo encuentro de este sábado ante Arruabarrena: “Lara es una gran jugadora pero espero que el no haber jugado nunca en FedCup sea un hándicap y sienta la presión que conlleva esta competición, la presión de llevar la camiseta de tu país y saber que la gente está esperando que ganes porque eres la favorita”.

Cruce de declaraciones entre un equipo y otro enfocadas a una eliminatoria determinante para el futuro de ambos combinados. La tierra batida, superficie predilecta en cualquier caso, será quien dictamine quien se escapa del infierno y quien cae en lo más profundo. Puede que la experiencia sea un grado y que juegue a favor de las locales, pero la FedCup va mucho más allá de este concepto. Aquí se habla con tenis, con corazón y con garra, marca registrada por los tenistas españoles. Suerte chicas.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes