Plácido debut para Nadal en Montecarlo

En su debut en Montecarlo, Rafael Nadal jugó a un alto nivel no dando opciones a Lucas Pouille, al que derrotó de manera sencilla en dos sets.

El cabeza de serie número 3 del torneo, Rafael Nadal, derrotó sin muchos problemas en su debut del Masters 1000 de Montecarlo a Lucas Pouille por un marcador de 6-2 y 6-1. El mallorquín comenzó con buen pie su andadura en el torneo monegasco, muy sólido en todos los aspectos y ni rastro de ansiedades ni nervios.

Pouille comenzó el partido siendo muy atrevido y lanzando golpes con descaro. Jugaba largo y apretaba con su revés ante un Nadal que veía como en los primeros compases del encuentro la cosa estaba igualada entre los dos. Rafa no acababa de dominar con su derecha y sus golpes no hacían el daño que él quería. Como nota curiosa, ya en el tercer juego del partido, el mallorquín recibía un warning por falta de tiempo ya que se estaba pasando una media de tres segundos por cada saque.

Pero poco a poco, Nadal se fue entonando. Comenzó a variar las alturas mientras ponía a toda marcha su top spin de derecha. Esto desarboló a Pouille, que perdió un poco su planteamiento de juego y comenzó a perderse entre punto y punto y después de un par de errores, veía como el español le hacía el primer break, algo que minó su moral. El francés no estaba jugando mal pero en cuanto bajas un poco los brazos ante un jugador como Rafa sobre este tipo de superficie pasa lo que pasa, que se te viene el vendaval y para cuando quieres pararlo lo tienes encima. Nadal acabó cerrando el primer set por 6-2 a su favor yendo de menos a más y sin mostar nada de ansiedad con sus golpes.

En la segunda manga, Nadal continuó por el mismo camino. Había cogido ritmo con su derecha y pudimos ver al tenista que todos estamos acostumbrados a ver sobre arcilla. Defendiéndose de manera genial y atacando la pelota con su derecha cuando el punto lo requería. El de Manacor agregaba con facilidad mucha velocidad a su drive, tirando largo, con efecto y cometiendo muy pocos errores lo que mostraba que Nadal estaba de vuelta.

El español consiguió romper el saque a Pouille en el tercer juego. El francés no encontraba la forma de meter mano al juego de Rafa y viendo que Nadal estaba a un nivel muy alto, quiso arriesgar más con sus golpes lo que se tradujo en bastantes errores no forzados. Como consecuencia, Pouille no volvería a ganar ningún juego más en todo el encuentro y el español caminó directo hacia la victoria.

En tercera ronda, Nadal se enfrentará al ganador del duelo entre John Isner y Viktor Troicki.

Comentarios recientes