Previa Masters 1000 de Montecarlo | Mikhail Youzhny - Florian Mayer

El principado de Mónaco da la bienvenida al tenis una temporada más con cuatro partidos del cuadro final. Entre ellos, el Youzhy-Mayer

Vuelve la tierra en los grandes escenarios. El primero, como cada abril, el del Country Club de Montecarlo. Jugadores como Paire, Tomic o Rosol pasaran por la pista central del principado monagesco, aunque la joya de la corona estará en la última cita de la mañana, encuentre en el que Florian Mayer volverá a disputar un partido de tenis trece meses después. Su rival será Mikhail Youzhny, otro clásico de este deporte disfrutando de sus últimos fogonazos.

El alemán, inactivo desde el torneo de Miami 2014, se ha mantenido al margen de la competición debido a una angustiosa lesión en el pubis y una postrera operación debido a una hernia, tiempo que aprovechó para viajar por el mundo y pasar más tiempo con su familia y amigos. El que fuera número 18 del mundo en 2011 vuelve coger una raqueta tras superar la etapa más dura de su carrera, un regreso del que se encarga el ranking protegido, método que podrá utilizar doce veces a lo largo del calendario.

Al otro lado de la red, Mikhail Youzhny, un jugador venido a menos que ultíma la gasolina de su depósito a lo largo del circuito. El ruso, ex top10 en sus buenos tiempos, no sabe lo que es sumar tres victorias consecutivas en los cuatro meses actuales de competición. Lejos ya de los focos principales del vestuario, su revés a una mano y su carácter anárquico todavía luce de vez en cuando sobre el cemento, no tanto sobre la tierra batida. Un ‘coronel’ a punto de finalizar su mili particular en el tour.

Entre ellos se conocen bien. Ocho enfrentamientos entre ambos con una anécdota que no se suele dar muy a menudo. Tanto Youzhny como Mayer se han ganado el uno al otro en todas las superficies posibles: tierra, hierba y cemento. El alemán domina 5-3 la rivalidad, datando la última del Open de Australia 2014. Una victoria tendrá como recompensa cruzarse con un campeón de Grand Slam en segunda ronda, Marin Cilic.

En cuanto al torneo de Montecarlo, no es plato de buen gusto para ninguno de nuestros protagonistas. El de Moscú cuenta con once participaciones en el torneo y tan solo en 2001, la primera de todas, logró encadenar dos triunfos, mientras que el de Bayreuth ha jugado en seis ocasiones en el principado de Mónaco y tan solo en 2013, la última de ellas, consiguió vencer más de un partido. Números tan irregulares como los propios sujetos, condiciones que hacen de este encuentro el más carismático de la jornada inaugural.

Comentarios recientes