Nadal: "Mi tiempo apartado de las pistas ya no sirve como excusa"

Rafa Nadal ya está de lleno con la mente en la tierra batida pero confesó que llega entre dudas con pocos partidos y con “menos buenos resultados”.

El 2015 está siendo un año de aprendizaje para Rafael Nadal. El balear lleva el peor arranque de temporada desde el 2006 y llega entre un mar de dudas a la época de tierra batida europea, las fechas que mayores éxitos consiguió cada año de su carrera. A pesar de la incertidumbre de su juego, se ve “con la ilusión de empezar una temporada de tierra que en el pasado siempre se me ha dado bien”.

"Es verdad que quizás es el año que llego con menos partidos, con menos buenos resultados y con más dudas de lo que suele ser habitual cuando llega esta temporada, pero hay que aceptar las situaciones y aceptar que puede pasar cualquier cosa. Estoy haciendo las cosas lo mejor que sé para que las cosas salgan lo mejor posible”, explica el actual número cinco del mundo a Cadena SER.

Nadal sabe que es una cuestión de confianza el volver a sentirse casi imbatible. “Si tengo el nivel necesario, si consigo llegar al nivel que he tenido años atrás, no veo porque las cosas no van a salir bien. Otra cosa es si juego como en Miami, porque las cosas irán mal. Si uno juega bien, tiene opciones de tener éxito; si uno juega mal, las opciones son prácticamente nulas. En el tenis no hay un compañero al lado que te vaya a salvar nada”, subraya el balear que hoy aterrizará en Montecarlo.

Lo que Rafael quiere dejar claro es que justificar sus derrotas por el tiempo que estuvo inactivo ya no es una justificación válida. “Ya llevo semanas en el circuito y ya no es excusa la parada larga. Cuando uno regresa tras una parada larga y las cosas no salen desde el inicio, pues es normal que uno tenga más dudas, más desconfianza y que falte seguridad en uno mismo. Esto se tiene que recuperar, y lo recuperaré”, afirma con seguridad.

El nueve veces campeón de Roland Garros estuvo en su Manacor natal junto a Juan Mónaco preparándose para la temporada de tierra y salió satisfecho de la manera en la que entrenó. “Si uno no compite de la forma que cree que tiene que competir, el juego no es el que debe ser. Los últimos entrenamientos han ido bien pero hay que ir a competir bien, intentar ganar partidos; si uno gana partidos, las cosas se ven más claras. Si uno entrena bien tiene más opciones de que las cosas salgan bien. Yo pongo el máximo de mi parte y cuando uno da todo lo que tiene, no está obligado a más. Hago todo lo que puedo para que las cosas salgan bien”.

Eso sí, el balear sabe que no hay truco de magia posible. “No pasaremos de cero a cien, no pasaremos de perder en Miami a jugar a un nivel espectacular en Montecarlo, esto no pasará, que nadie se piense que va a pasar porque las cosas se tienen que conseguir de forma progresiva”.

Comentarios recientes