7 cosas que hacen de Novak Djokovic el mejor sobre pista dura

A día de hoy, Novak Djokovic es el mejor jugador del mundo, especialmente en pista dura. ¿Cuáles son las claves de su éxito en esta superficie?

Novak Djokovic.
Novak Djokovic.

A pesar de que su palmarés sobre pista dura sigue siendo inferior al de Roger Federer, Novak Djokovic es actualmente el mejor jugador sobre esta superficie. El tenista serbio ha ganado los últimos cinco grandes eventos sobre pista dura: Paris-Bercy, World Tour Finals, Open de Australia, Indian Wells y Miami.

Dominar una superficie exige un cúmulo de cualidades, de las que destacamos estas siete:

Agresividad controlada. Los golpes de Djokovic en pista dura aúnan agresividad y seguridad como los de ningún otro jugador. Es capaz de llevar la iniciativa con margen de error, sin necesidad de buscar las líneas y sin prisa por acabar el punto. Apenas cede metros sobre la línea de fondo, y sus impactos secos a la pelota castigan a su rival.

Djokovic.

Combinación defensa – ataque. Djokovic alcanza la excelencia cuando toma la iniciativa, pero también en situaciones defensivas. Ningún otro jugador en la actualidad muestra este nivel en la suma de los dos aspectos. Habitualmente, convierte golpes defensivos en ganadores o en situaciones que le permiten recuperar la iniciativa del punto. Su transición defensa-ataque es la mejor del circuito.

Profundidad de los golpes. Un aspecto vital en el tenis moderno, especialmente en superficies rápidas. Djokovic maneja de forma excelente las dimensiones de la pista, los espacios y los ángulos delimitados por las líneas. En cierto modo, recuerda a Lleyton Hewitt en esta faceta. Ejecuta golpes planos y profundos como una rutina, presionando constantemente a su rival.

Resto. La solidez de su resto tras primer o segundo saque marca la diferencia. Es capaz de absorber la velocidad de un potente servicio, convirtiéndolo en un resto letal. Especialmente, desde su lado de revés. También es capaz de generar potencia o buscar un ángulo cuando el servicio del rival se lo permite, tomando la iniciativa a partir de ese momento.

Movilidad. Su agilidad felina es otra de las claves de su éxito. Un aspecto fundamental en su salto cualitativo desde 2011. Djokovic es rápido en todas las direcciones, tiene una gran capacidad de anticipación y sus piernas muestran una flexibilidad asombrosa. Además, mantiene el equilibrio y la coordinación en carrera, golpeando en buenas condiciones.

Djokovic.

Consistencia. A pesar de su talante agresivo, la consistencia de los golpes de Djokovic desde el fondo de la pista es equiparable a la de cualquier jugador. Se siente cómodo cuando toma la iniciativa, pero también en los intercambios largos. No rehúye la batalla física, no teme un partido de desgaste.

Variedad. Djokovic es capaz de superar a su rival desde cualquier posición y con cualquier golpe. Utiliza efectos liftados con sentido, golpes planos para fulminar a su rival, globos profundos en posiciones defensivas y dejadas que alteran el ritmo del rival, aunque en ocasiones abusa de ellas. Además, no teme subir a la red, a pesar de que su volea no tiene la fiabilidad de otros golpes.

Comentarios recientes