Murray: "Soy fan del tenis, no de los hombres o de las mujeres"

Con motivo de sus 500 victorias ATP, Andy Murray ofreció una entrevista a la revista Rolling Stone donde además habla del tenis femenino o de su inminente boda

Andy Murray vuelve a ser noticia. No solo por su gran estado de forma, sino también por sus récords personales y algunos asuntos de su vida privada. El escocés alcanzó la cifra de 500 victorias ATP esta misma semana tras derrotar a Kevin Anderson en el Miami Open, convirtiéndose en el noveno jugador en activo que logra tal récord. Con el motivo de esta cifra y muchos otros temas, el próximo número tres del mundo concedió una entrevista al magazine estaounidense Rolling Stone.

Dos Grand Slams y un Oro en los Juegos Olímpicos. Está claro cuáles son los tres mejores recuerdos de Andy en sus once años como profesional pero, y si no contásemos estas tres citas, ¿cuáles serían los tres partidos más importantes de su vida?

"Mi primera victoria en Queen's con solo 18 años, recuerdo que era un torneo en el que había practicado mucho, además con el público local. Luego también mi primer título ATP, en San José 2006. Le gané a Hewitt 7-6 en el tercer set, algo que para mí tiene mucho valor tratándose de un gran jugador como él. Por último, la final perdida en Wimbledon 2012 ante Roger Federer. Aquello fue muy emotivo, probablemente de los partidos más duros que he tenido. Aunque perdiera, es algo que aún recuerdo cada día", declara el hombre que, un año después, sí pudo conquistar el All England Club.

El tenis femenino es algo que siempre le ha gustado a Murray. "Me considero fan de tenis, no de los hombres o las mujeres. Disfruto viendo a Serena o Sharapova. Además ahora hay un montón de gente joven creciendo cada semana, como por ejemplo Madison Keys. Me gustó verla en el Open de Australia yendo a por los partidos sin miedo. Luego hay otras que proponen algo diferente, como Radwanska, que tiene un estilo más variado y atractivo", afirma Andy.

Diferenciar hombres de mujeres es algo que nunca le ha gustado a británico, algo que en seguida deja claro en la entrevista: "A la gente le gusta hablar sobre las emociones, diciendo que la mujeres son más emocionales que los hombres, y sí, tienen razón, obviamente somos diferentes. Pero cuando nos fijamos sobre la pista en gente como Sharapova o Bouchard vemos vemos que son extramadamente estables mentalmente, a veces incluso mucho más que yo. Hay cosas que se pueden apreciar y valorar igualmente de ambos lados", sentencia el británico.

Murray intentará en la jornada de mañana levantar su décimo Masters 1000 en la final de Miami ante Djokovic, unos torneos que, para él, tienen una especial dificultad: "Con el formato a tres sets no hay mucho tiempo para coger ritmo. El otro día Djokovic pudo darle la vuelta él solo ante Dolgopolov cuando perdía 7-6 y 4-1. Acabó ganando pero, si hubiera sido en un Grand Slam y Aleksandr gana el segundo set, Novak hubiera tenido tiempo todavía para meterse en el partido".

"En la mayoría de los Masters 1000 uno juega casi todos los días, cinco días seguidos, es algo difícil por razones obvias. No hay tiempo para recuperarse, si empiezas el torneo jugando mal no tienes una jornada de descanso para practicar y mejorar. Como juegues al principio del torneo será lo que hagas durante el resto de la semana", declara el hombre que buscará ocupar el trono en Miami dos años después.

Por supuesto, la pregunta sobre su inminente boda con Kim Sears no podía faltar. "Estoy especialmente involucrado con el tema de la comida. Me gusta la buena comida. Yo mismo fui a degustar el menú y el pastel. La música la decidiremos juntos mientras que el tema del decorado y demás, sinceramente, me da igual. En estos casos es mejor dejar que la mujer lo pongo todo como ella quiera", finalizó el escocés a tan solo semana y media de convertirse en esposo.

Comentarios recientes