Del Potro: “No me quiero volver loco, éste no es el año para ganar torneos”

El argentino aterrizó en su país con el objetivo de preparar la gira de tierra batida. La muñeca le sigue molestando pero a menor intensidad que antes.

El tandilense volvió a Argentina tras su participación en el Masters 1000 de Miami y en su paso por el aeropuerto habló con TyC Sports sobre su presente y su futuro más inmediato. Para Del Potro, la vuelta al circuito tras unos meses apartado de las pistas fue “una alegría, fue lo positivo volver a jugar”. Sin embargo, “no poder jugar en igualadas de condiciones físicas que el resto es la parte más fea que me toca convivir. Es un proceso muy largo. Hay días que estoy muy bien, después 4 o 5 días que estoy muy mal pero espero que con el correr de los días esa brecha se vaya achicando y puedan ser más los días buenos que los malos”, comentó el argentino.

Del Potro se entrenará con la mira puesta en la tierra batida. “Me vine a Argentina para entrenar bien sobre polvo de ladrillo para poder salir a jugar lo antes posible”. Su fecha de regreso todavía no está clara. “No creo que vaya a Montecarlo. Es un Masters 1000 y la verdad que ya que este año puedo elegir los torneos, que tengo más flexibilidad, tengo que tratar de evitar los mejores jugadores, sobre todo al principio, que es conveniente para la mano puede ser beneficioso para mí. Pero Montecarlo es un torneo grande que tira y dan ganas de jugar”, explicó dejando una puerta abierta, pero chica, al primer Masters 1000 de Europa.

Estos días de tranquilidad optará por el torneo que le verá jugar en polvo de ladrillo dos años más tarde. “Lo voy a decidir ahora. Hace más de dos años que no juego en polvo de ladrillo, es una superficie que siempre me costó bastante. Pero tengo ganas de jugar, no importa el torneo, el lugar o la superficie, ni bien me sienta un poquito mejor vuelvo a competir”.

“O es Montecarlo o el torneo siguiente (Barcelona o Bucharest) pero no va a pasar mucho tiempo más. Siempre dije que el mejor entrenamiento es estar compitiendo y no seguir estando fuera del circuito”.

Juan Martín sabe que el momento que está viviendo es un período largo y que ahora no puede exigirse títulos ni ranking. “Es cuestión de ganar, de entrenar, de perder, de probar… y saber que este año va a ser así para mí. No me puedo volver loco con el ranking, con ganar torneos sino hacer un buen regreso al circuito, físicamente en plenitud y una vez que me sienta en condiciones físicas o tenísticas ponerme un objetivo más importante”.

Comentarios recientes