Murray, primer finalista en Miami

El escocés maniata al checo Tomas Berdych desde la devolución, derrotándole en dos mangas, 6-4 6-4, alcanzando la final en Miami

Andy Murray jugará su primera final de Masters 1000 desde Miami 2013 (su último título de la categoría) tras derrotar a un opaco y errático Tomas Berdych. El escocés está ya muy cerca de competir a niveles similares a ese primer semestre de 2013, olvidando la travesía hasta recuperarlo, jugando con las ideas muy claras, muy rápido sobre la pista y con más agresividad en todos sus argumentos. Esta vez, marcó la diferencia con su excelente devolución sobre el servicio de Tomas.

Casi todo en Andy parece volver a su cauce original. Velocidad de sus movimientos, intuición al resto, mayor agresividad, buena mentalidad en puntos importantes. El discípulo de Mauresmo volvió a derrotar a Berdych (como en Australia, e igualando el H2H, 6-6) principalmente desde el resto. Prácticamente la totalidad de turnos al servicio fueron un suplicio para el centroeuropeo, que veía como su % de primeros y su indolente 2º eran atacados por un Andy muy valiente, atacando un metro por delante de la línea cada saque templado.

Castigado siempre sobre una de sus mejores armas, Tomas comenzó a pasarlo mal psicológicamente. Aún quebrados los saques de los tres primeros juegos del encuentro, fue Murray quien se adueñaba de la mitad de los puntos al servicio de su rival (48%!)), al que rompió en 4 ocasiones sobre 10 turnos. Fue la absoluta clave del encuentro, pues con los puntos en juego no hubo excesivas diferencias en winners/no forzados entre ambos, siempre siendo Murray el mejor constructor y el menos equivocado.

El cortado hizo el resto. Aún habiendo progresado en ser capaz de levantar bolas bajas y/o cortadas, Berdych pierde mucha iniciativa, intención y velocidad cuando le bajan y cortan la pelota. Le cuesta mucho meter la mano por debajo, levantar la pelota o compensarlo con más flexión, debido a su volumen físico. Siempre sufre el checo por ahí, donde Murray, variado y estratega, usó en los puntos comprometidos de cada juego. Un desastroso turno al servicio en la apertura del segundo parcial, dio un nuevo break a Murray, que sostuvo hasta el final del choque.

Comentarios recientes