Lo que diga Novak Djokovic

El serbio y número 1 Novak Djokovic alcanza las semifinales del Miami Open tras superar al español David Ferrer en dos parciales, 7-5 y 7-5

Acostumbrado Novak Djokovic en Florida a ceder terreno en varios parciales durante el certamen, el de Belgrado logró imponerse a Ferrer en los cuartos de final del Miami Open, después de realizar set y medio de un nivel actualmente inalcanzable para ningún jugador del circuito. Arrancó muy bien David pero en cuando Nole comenzó a pedir pista para despegar, el choque tuvo un único dueño.

A medio camino entre la costumbre y el gusto por acometer su resolución, Djokovic afrontó otro tramo de partido muy adverso, enumerado por las dudas. Con un Ferrer de pupila grande, preciso en el resto y agresivo de mano y piernas, Novak se vio por detrás hasta un 4-1 y 0-30, sin igualar en concentración, usando demasiado la dejada para salir del ritmo alto de juego del valenciano desde el fondo, sin continuidad en los puntos más elaborados.

Tras sostener hasta el 4-2, Djokovic comenzó su bombardeo, que no cesaría hasta el desenlace, hasta el último punto del encuentro. Vinieron 18 juegos de un tenis líquido como el agua, preclaro y salvaje; implorando unos golpes de una obediencia excesiva para el techo del español, que corrió por detrás y hacia delante, esperando su oportunidad para que Novak bajara aunque fuese medio punto su ejercicio, como sólo él sabe negarse a abandonar.

Es el momento más lúcido y brillante del balcánico. Del 1-4 al 7-5 y 3-1, Djokovic no admite nada que no sea gustarse sobre la pista, dictándolo todo con la espalda recta y cada golpe armado y acelerado desde el más perfecto canon. Ferrer bastante tenía con seguir en la pista y como decíamos... esperar su oportunidad, allí donde Novak sacaría para partido.

Con 5-4, Djokovic notó cierta presión para cerrar y David, que siempre está pensando por donde colarse, logró romper. Fue un pequeño momento de incertidumbre, que resolvió el serbio como tantas y tantas veces. Como en Indian Wells ante Federer. Es su circuito y él articula las reglas, tener derecho a veto y ser dueño de las marchas de los partidos. El serbio rompió de nuevo sin contemplaciones y cerró con un doble 7-5. Campeón en Australia e Indian Wells, finalista en Dubai y semifinalista y máximo favorito en Miami. Por el momento, lo que diga y disponga el Djoker.

Comentarios recientes