Carla Suárez hace historia

La española Carla Suárez estará en la final de Miami como décima raqueta de la WTA, tras doblegar con autoridad a Petkovic, por 6-3 6-3.

Carla Suárez jugará la final del Premier Mandatory de Miami, después de doblegar con enorme autoridad a la alemana Andrea Petkovic en dos mangas, 6-3 6-3. La discípula de Xavier Budó se convierte en la tercera jugadora de la historia de España en alcanzar el top-10, tras 14 años de la última vez que una compatriota atesoraba tal condición. La canaria ha derrotado en fila a Radwanska, Venus Williams y Andrea Petkovic. La final del sábado será su primera en torneos de la categoría.

Es lo que tiene el crecimiento continuado en el tiempo, sin altibajos, aprovechando la inercia del trabajo bien hecho, la estabilidad profesional y el inagotable talento de una raqueta especial. Carla dominó en su totalidad un encuentro de doble objetivo: alcanzar la final del Miami Open y convertirse por primera vez en su carrera en una de las diez mejores jugadoras del planeta. Un fantástico nivel al servicio y una evidente superioridad desde el fondo otorgaron a la grancanaria el mando y el electrónico del encuentro.


Jugando con las alturas, las velocidades y los efectos, Carla está demostrando que puede competir con todas las jugadoras del mundo. Sabe hacer preguntas a las que tienen respuestas contundentes y ser ella la que responde si le ceden la iniciativa. Ante Petkovic, jugadora de tiros planos y tácticas sencillas, Carla respondió con un cortado punzante, un alto porcentaje de primer servicio y ángulos muy cortos mezclados con profundidad de golpes de mucha altura. Un auténtico mareo para una Petkovic que desde el primer momento se sintió incómoda. No tenía soluciones ante tantos recursos.

Tras un 6-3 jugado con una tremenda calma, baja a pista Xavi Budó para reafirmar los conceptos e insistir en jugar inteligentemente con el viento, llevar al juego a desarrollarlo con la mano, donde Andrea carraspea una y otra vez. Sin estar Carla especialmente bien con el revés, su saque y su drive mueven a su rival, que golpea en carrera demasiadas veces, y cuando está parada lo hace con la dificultad de ir por debajo en el marcador y tomar más riesgo. El primer winner en juego de la teutona llega con 3-6 y 0-1. Es un dominio total de la escena por parte de Suárez, que parece por momentos jugar en el porche de su casa, como si llevara 30 semifinales en su carrera. "De cabeza estás perfecta. Seguimos", dice Budó.

El 2º parcial se narra de manera similar. Aunque Petkovic lanza hasta cuatro alaridos de garra en los cuatro primeros juegos, Carla tiene el pulso perfecto. No se amilana, sigue mezclando todo el juego con maestría; juega con el cortado corto para entrar y abrir con el drive. Se hace con el break y no concede ni una sola de rotura a su oponente en todo el encuentro, un dato absolutamente espectacular. Se consagra Carla como una de las diez mejores del mundo, en un año en el que aún no ha pisado la tierra batida. Mucho cudiado con la canaria.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes