Nadal: "Estoy acostumbrado a jugar con viento en Miami"

Rafa Nadal aceptó que las condiciones ante Almagro no fueron fáciles pero se mostró feliz de la forma en que jugó. Su tobillo tampoco dio problemas.

Apenas 89 minutos duró el primer envite de Rafael Nadal en el Miami Open. Un encuentro ante Nico Almagro, rival siempre complicado, y más si le sumamos las condicones en las que se jugó: "Realmente el viento era muy alto, fue difícil encontrar un sentimiento positivo en la cancha pero, en general, creo que jugué un partido sólido, jugué bien. Tuve un buen movimiento y cuando tuve que poner las bolas y jugar sin errores -que era la idea de hoy en estas condiciones- lo hice. Trabajé bien mi golpe de derecha, con buenos ganadores. Estoy feliz, no sé contra quién me tocará en la siguiente ronda pero Almagro no fue un rival fácil para el debut", afirmó el número tres del mundo.

La pregunta del millón no tadó en salir en rueda de prensa, la que apuntaba directamente a esa caída de hace unos días con su tobillo como protagonista. "Estoy bien. Tuve un pequeño desgarro al principio, por lo que supe que iba a ser difícil. El día siguiente tenía dolor pero después de dos días he mejorado un 50% y se mantiene el mismo. No está limitando mis movimientos", respondió el balear que, tras la de ayer, sumó su undécima participación en el torneo norteamericano.

Ganar en Miami nunca es fácil, sino que se lo digan a Rafa que cuenta con cuatro finales perdidas en Crandon Park. Sin embargo, anoche pudo haber sido peor si el partido hubiese durado más tiempo de lo previsto: "Ha sido importante terminar el partido antes de que llegara la tormenta, pero creo que no jugamos en condiciones fáciles. Es algo que puede sucedes en Miami, no es nada nuevo. Hemos jugado con mucho viento, probablemente no tanto, pero sí el sufiente como para alterar las condiciones", reitera el español.

Su derrota ante Milos Raonic en Indian Wells también salió a relucir entra los periodistas, comparando su poca determinación ante el candiense y su gran acierto frente al murciano. "Creo que hice las cosas bien cuando tuve que hacerla. Jugué a no cometer errores en los puntes importantes, ya saben, la semana pasada tuve un montón de oportunidades en ese partido de cuartos de final aunque tampoco tuve muchos errores, él jugó bien. Perdí la oportunidad de convertir las bolas de break y era importante cambiar la dinámica en Miami. Hacerlo en este partido ha sido importante para mí", alegó Rafa después de tomarse su pequeña venganza ante Almagro tras su último enfrentamiento en Barcelona.

En tercera ronda le espera Fernando Verdasco o James Duckworth, un rival que todavía no sabemos debido a la suspensión de todos los partidos de anoche por las fuertes tormentas. Lo que sí sabemos es que Rafa tiene entre ceja y ceja alcanzar su quinta final en Cayo Vizcaíno y lograr por fin la corona en uno de los pocos torneos que le faltan. "Aquí he jugado cuatro finales, no puedo decir que no me gusta. Es cierto que algunos días pueden ser muy húmedos y duros para el cuerpo, pero en general son condiciones en las que me gusta jugar al tenis. No hay problema".

Comentarios recientes