Miami Open | Novak Djokovic - Martin Klizan

El vigente campeón de Miami debuta esta madrugada ante el eslovaco Martin Klizan, rival al que nunca se ha enfrentado. El número uno defiende título.

Pocas veces habíamos visto un favorito tan claro antes de comenzar un torneo de la categoría de un Masters 1000. Novak Djokovic emprende esta madrugada (01:00 hora española) su andadura en el Miami Open enfrentándose a Martin Klizan, un duelo que significará el primer encuentro entre serbio y eslovaco. Cuarenta puestos ATP les separan en el ranking, con lo que no se esperan sorpresas en la cita inaugural del número uno del mundo.

El campeón defiende título, suficiente razón para no perderse esta cita. Y es que si hay una plaza donde Djokovic se encuentra a gusto, esa está en Crandon Park. Hasta en cuatro ocasiones ha conseguido el serbio conquistar el trono en Florida (2007, 2011, 2012 y 2014), además de perder una final en la temporada 2009, todo lo contrario que Rafael Nadal quien, tras superar anoche a Nico Almagro, buscará acabar con la maldición de un torneo que se le ha escapado cuatro veces en el último suspiro. El cuadro se le presenta benévolo al balcánico con jugadores de segundo nivel como Klizan o Muller para abrir boca y luego un par de españoles como Robredo y Ferrer con la mente quizás ya puesta en la temporada de tierra batida. Si todo va bien, claro. Luego en las rondas finales ya aparecerían los 'top-5' para enceder la mecha de la sorpresa, algo que solo Federer ha logrado en lo que llevamos de curso.

La primera piedra tiene nombre y apellidos: Martin Klizan. El eslovaco, número 41 del mundo, se ha plantado en segunda ronda después de batir a Paolo Lorenzi en su debut por un cómodo 6-3 y 6-4, siendo esta su primera victoria en el Masters 1000 de Miami. Con 25 años sigue pecando de irregularidad en el circuito, muestra de ello es su registro en el tour (72-71) con solo una victoria más que derrotas. Ante el 'top-10' los números tampoco mejoran demasiado (3-8), aunque no es un tenista que solamos ver en rondas finales. Si por algo será recordado el de Bratislava es por su triunfo sobre Nadal en el pasado torneo de Pekín, donde se deshizo del manacorí en cuartos de final y firmar así la mejor actuación de su carrera. Después de aquello, el vacío y en 2015, más de lo mismo. Unos cuartos de final en Brisbane adornaron su comienzo de temporada pero a partir de ahí no ha podido sumar dos triunfos consecutivos. Un caramelo para el pupilo de Boris Becker.

Tras dejar de nuevo su huella en Indian Wells, donde levantó su cuarto cetro, Novak Djokovic llega ahora a Miami con el objetivo de mantener la tendencia positiva. El sueño de ganar un Grand Slam se vio cumplido hace ya siete años, el de ser número uno del mundo hace cuatro, ahora falta lo más difícil: Nole quiere ser el mejor de la historia. Ingredientes no le faltan, sobre todo el más importante, la ambición. Los dos torneos más valiosos del año descasnan en su vitrina y el ranking ATP hace presagiar que nadie podrá mover al serbio de la azotea de la clasificación en mucho tiempo. De ganar en Florida se quedaría a solo un Masters 1000 de distancia de Roger Federer, un aliciente muy sugerente para confiar en la raqueta del de Belgrado.

Nadal y Murray, sus dos máximos rivales en Miami, ya han cumplido en sus respectivos partidos de debut. Ahora es el turno de Novak Djokovic. El mejor jugador del mundo defiende su trono en Cayo Vizcaíno.

Comentarios recientes