Un punto de 87 golpes

El torneo Challenger de Drummondville (Canadá) ha deparado una curiosa anécdota. Los estadounidenses John-Patrick Smith y Kevin King disputaban el tercer set de su encuentro de cuartos de final. Con empate a tres juegos, King salvó un punto de break, pero lo hizo tras un intercambio de 87 golpes y más de dos minutos de duración.

Comentarios recientes