Monica Niculescu, la tenista 'sin' derecha

Una de las jugadoras más peculiares del circuito WTA, la rumana Niculescu, charla con Sports Illustrated sobre su inusual golpe de derecha.

La heterodoxia ha estado muy presente en un deporte que siempre ha valorado mucho la ortodoxia y el academicisimo en su evolución. Con el pasar de los años y el avance de los materiales, surgieron jugadores que sacaban de maneras inhabituales, otros y otras como Seles, Bartoli o Santoro, que pegaban todo a dos manos, mecánicas únicas como el drive de Ernests Gulbis, la extrema empuñadura de Alberto Berasategui... y por supuesto, el drive cortado innegociable de la rumana Monica Niculescu.

Sumando a su estilo vertical, con numerosas subidas a la red para buscar la volea, Niculescu siempre se ha caracterizado por no golpear apenas la derecha liftada clásica que todo jugador y jugadora desempeña como golpe más natural desde los primeros pasos en una pista. Sobre todo ello fue preguntada por Sports Illustrated, en una interesante entrevista con 'la tenista sin derecha'.

Un estilo tan peculiar como ese fue adquirido de manera natural. "Cuando era joven viajaba con mi hermana y mi madre todo el tiempo viajando. Un día empecé a jugar así, gané, fui campeona de Europa. Así fui también ganando ITFs, hasta llegar al Nº4 en juniors. Y me quedé definitivamente con esta manera de jugar. Ahora soy única y todo el mundo me conoce por esta manera de golpear. Juego muy diferente, no doy ritmo. Es difícil saber cuando empecé exactamente epro era muy joven y ganar con esa arma, ayudó a potenciarlo".

Cuando fue creciendo, los entrenadores intentaron corregir una manera de golpear, a priori, tan deficitaria. "Lo intentaron. He intentado muchas veces jugar con más topspin pero volví a esta manera porque me encanta. Me siento cómoda. Me siento relajada cuando puedo golpear tantas bolas sin ninguna presión. Esto no significa que no trabaje el topspin. Lo hago en los entrenamientos, simulando situaciones de presión, como cuando te suben a la red y neceistas una derecha con topspin para hacer el passing".

"Me gusta mi forma de jugar. Está claro que tienes que corres más y variar mucho, jugar más con mi revés, porque con la derecha no puedo generar golpes ganadores. Todo el mundo sabe mi estilo. Así que trato de jugar diferente, y luchar por cada punto".

Curioso es cómo afronta cada rival jugar ante la rumana. Su particular proceder ha producido situaciones extrañas y curiosas. "He jugado contra jugadoras -no quiero dar nombres- que de repente empezaban a reírse durante el partido y comenzaban a golpear igual que yo, cortando la derecha. Era admitir que no podían superarme con su juego. Copian mis dejada so mis cortados porque no saben cómo afrontar el partido. Cuando veo esa frustración intento jugar más agresivo".

A este respecto, cortar la pelota desde el fondo sugiere jugar de manera más defensiva, algo que Niculescu soluciona buscando mucho más la red, escapando de su potencial debilidad, mezclando y sorprendiendo. "Trato de subir mucho subir a la red. Cortar con mi derecha o abrir con mi revés. Esto es para mí es ser agresiva [risas]. No sé cómo lo ven otros tenistas. Si hago una derecha cortada y la pongo difícil para el rival, concediéndome una ventaja, para mí eso es ser agresiva".

LA APUESTA del día

Comentarios recientes