Maki Otomo, niña prodigio con 4 años

Con solo 4 años y 9 meses, esta niña japonesa revolucionó las redes sociales con un vídeo donde se ven unas cualidades tenísticas únicas para tan corta edad.

El padre de Maki Otomo, Shinya Otomo, fue el encargado de subir en su Facebook personal un vídeo en el que se ve a su hija de tan solo 4 años y 9 meses entrenando tenis de una manera excepcional. Golpes limpios, movimientos perfectos y desplazamientos adecuados, son parte del repertorio de la joven japonesa que deja incrédulos a todos sus espectadores.

Sorprende enormemente la facilidad con la que juega al tenis la joven Maki en lo que aparenta ser su propia casa y una habitación acondicionada a su entrenamiento. Su padre, entrenador de tenis en una academia, como se puede observar en las fotografías, es su entrenador y quien guía a la niña. La jovencísima japonesa tiene como ídolos tenísticos a Kei Nishikori y Maria Sharapova.

En el vídeo se observa como los gestos técnicos de Maki son casi perfectos. Empieza en una esquina de la improvisada 'pista' y ya parte con la cabeza de la raqueta bien arriba. Se anticipa al golpe, prepara bien el gesto y cuando viene al pelota, la mide, se frena, flexiona las piernas e impacta. Siempre haciendo una correcta transición del peso del cuerpo de atrás hacia delante.

Como está perfectamente aconsejada, no pierde la posición y vuelve a la zona estipulada de salida para repetir los golpes. Vuelve a hacer toda la preparación, y bien focalizada va en busca de la pelota casi a bote pronto. Agresiva, tirándose encima de ella y con decisión.

Lo mismo hace cuando pega de revés. Unos pasos muy correctos, unos apoyos bien marcados y una transición de la cadera de atrás hacia delante que parece hecha por una jugadora de más alto nivel. Siempre acaba los golpes arriba y pasa bien hacia delante la raqueta.

Impresionantes gestos para una chica de tan corta edad que tiene mecanizados todos los movimientos necesarios para impactar correctamente la pelota.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes