Fed Cup: España se ahoga a orillas del Danubio

Muguruza y Medina perdieron el partido decisivo de dobles ante las rumanas. España luchará por mantenerse en el Grupo Mundial II de la Fed Cup

Las guerreras españolas, lideradas por Garbiñe Muguruza, cayeron a orillas del río Danubio. Una derrota dolorosa, porque España vislumbró el éxito en esta eliminatoria contra Rumanía cuando Muguruza y Anabel Medina lograron una venta de un set y un break en el decisivo duelo de dobles.

En un partido jugado con el corazón y los nervios, las rumanas reaccionaron. Monica Niculescu e Irina-Camelia Begu se crecieron y encontraron huecos en la red con cierta facilidad, mientras las españolas cometían algunos errores en la volea con un coste muy alto. Además, el cuerpo de Muguruza parecía acusar el desgaste por los dos partidos individuales.

Tras esta derrota (7-5, 3-6, 2-6) en el partido que decidía la eliminatoria, España luchará por la permanencia en el Grupo Mundial II. Un resultado negativo que no debe llevar al catastrofismo, porque esta eliminatoria también deja motivos para el optimismo en el tenis femenino español.

Muguruza.

El principal es Garbiñe Muguruza, una jugadora de 21 años con un techo aún desconocido. Garbiñe ha demostrado su compromiso con España en una eliminatoria incómoda cuyo único premio era una oportunidad de luchar por el ascenso. La jugadora de origen venezolano no ha acusado su inexperiencia en la Fed Cup, y su rendimiento a nivel individual, especialmente ante Simona Halep, es un indicador más de su gran potencial. Sin embargo, la entrega de Silvia Soler resultó insuficiente en una superficie que no favorece sus condiciones.

Soler.

Finalmente, la baja de Carla Suárez ha sido una losa que España no ha podido levantar. Pero la tenista canaria, junto a Muguruza y otros jóvenes valores como Paula Badosa y Sara Sorribes, apuntan a un futuro esperanzador para el tenis femenino español.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes