Paul Capdeville, del tenis a la minería

El chileno Paul Capdeville se retiró en 2014 tras 15 años en el circuito profesional y hoy trabaja como gestor en proyectos mineros en Chile. 

Capdeville pasó 15 temporadas como profesional de la raqueta, llegó a ser el número uno de Chile, defendió durante años al conjunto nacional en la Copa Davis, consiguió 10 títulos de Challenger y obtuvo victorias de renombre como las de James Blake cuando este era el 8 del mundo o el argentino David Nalbandian. El chileno, pasó la mayoría de sus años disputando torneos de segunda división y este año decidió poner punto y final a su carrera como deportista de élite para dedicarse al sector de la minería.

"La vida me ha cambiado radicalmente, pero para bien. Hoy estoy haciendo cosas que hace 15 años no las podía hacer con regularidad y con más tranquilidad. Estoy más tiempo con mi familia y mis tres hijos, esto es algo impagable. Antes era muy complicado, porque estaba de viaje en viaje o entrenando muchas horas al día para preparar de mejor forma los torneos. Dejas varias cosas a un lado, pero la carrera del tenista es así, te da y te quita mucho. El sacrificio es mayor, aunque también hay momentos de alegría", explica en el periódico EMOL.

Pero no solo se dedica a la vida familiar sino que el extenista tiene una nueva labor profesional: es gestor de proyectos mineros y está a punto de sacarse el título en la Universidad. "Tenemos una empresa familiar que tiene más de 40 años que inició mi abuelo, que es de productos y servicios mineros para la gran y mediana minería en Atacama (región de Chile). Mi rol es buscar nuevos proyectos, pero también dirigir las faenas que tenemos en Copiapó (provincia chilena)", explica Capdeville.

El chileno está en pleno proceso de aprendizaje ya que es un sector nuevo para él. "Es un nuevo mundo, es un área muy técnica, que requiere mucho estudio y estar siempre al tanto de lo que está ocurriendo. Por suerte tengo gente que me ha ayudado bastante en esto y me he integrado con muchas ganas", reconoce.

"Me siento con una responsabilidad tremenda y muy motivado en esta nueva etapa de mi vida. Esto para mí es igual que jugar un Grand Slam, debes poner todo de tu parte, debes entregarte al ciento por ciento para que los resultados en la empresa se logren como todos quieren", cuenta en una curiosa comparación entre el tenis y la minería.

Capdeville, un hombre que no ha hecho demasiado dinero en el tenis (1.150.846 dólares en premios oficiales en 15 años), sabe que su futuro pasa por esta empresa familiar. "Desde el día que me involucré en la minería la seriedad con que me lo he tomado es mucha. Es una nueva forma de vivir, pero lo más importante es que tengo muy cerca a mi familia, eso es lo mejor…".

Capdeville colgó la raqueta para meterse de lleno en la vida oficina y pasó de las pistas de tenis a la minería en tan solo unos meses de vida.

Comentarios recientes