"¿Cómo podré convertirme ahora en una Simona Halep?"

La tenista rumana de 16 años, Andrada Surdeanu, declara en una entrevista que han prohibido a su padre acompañarla de nuevo después de pegarle una bofetada.

Ayer comentábamos en PuntoDeBreak que el padre de Andrada Surdeanu había sido arrestado después de que éste le hubiera propinado una bofetada a su hija en la cara produciéndole sangre en la nariz. La joven tenista negaba en su cuenta de Facebook que su padre fuese un maltratador y hoy ha hablado con el portal rumano tikitaka acerca de todo lo ocurrido y cuenta que está destrozada ya que no ha podido hablar con su padre en una semana.

Supuestos malos tratos en un ITF de Israel

Supuestos malos tratos en un ITF de Israel

El portal italiano Ubitennis reporta que una tenista rumana de 16 años fue maltratada por su padre tras caer derrotada en los cuartos de final 

Seguir leyendo

"Llevo una semana sin hablar con mi padre y eso me destroza por dentro", comienza contando Andrada. "Leo que él es descrito como un criminal o una bestia y me entran ganas de gritar. Me siento culpable por todo lo que está ocuriendo incluso sabiendo que no toda la culpa es mía".

La joven de 16 años relata qué pasó exactamente con su padre después de perder el partido en Israel. "No jugué nada bien ese partido y él me pidió el móvil. Es la manera que tiene de castigarme cuando no lo hago bien y pierdo un partido. Le dije: '¡Cógelo!', y se lo tiré. Él no pudo cogerlo y se cayó al suelo. Se enfadó mucho por mi comportamiento y me empujó y me dio dos bofetadas, una de ellas me golpeó la nariz y comencé a sangrar. Tanto mi hermano como yo somos muy sensibles en la nariz ya que ante cualquier golpe sangramos. Yo me agaché y me tapé la cara para que no me golpeara más. Estaba asustada y me temblaba todo. Él me dio una toalla mojada y me pidió ver al doctor del torneo. Cuando volví, ya se lo habían llevado".

También cuenta lo duro que fue verle encerrado en un coche policial. "De camino a la comisaría, vi un coche parado y a un hombre entre unas rejas dentro de él. No sabéis lo duro que es ver a tu propio padre encerrado como si fuese un perro (llora). Aún a día de hoy, mi padre sigue en prisión y todos estamos haciendo todo lo posible por traerle de vuelta a casa".

Surdeanu explica que es la primera vez que su padre le pega y se lamenta de que a partir de ahora él no podrá acompañarla más a los torneos. "¿Con quién iré ahora? ¿Cómo puedo convertirme ahora en una Simona Halep? Llevo 10 años jugando a tenis y pienso que este episodio va a perseguirme por el resto de mi vida. Si quiero ir a una Academia en los Estados Unidos, ¿quién me va a aceptar sabiendo que mi padre me ha pegado?".

Andrada concluye sus declaraciones pidiendo la vuelta de su padre a casa. "Sé de otros padres que sí maltratan a sus hijos, que incluso le rompen los vestidos cuando pierden un partido. Pero mi padre... es demasiado lo que le está ocurriendo. No estoy diciendo que esté bien que me haya pegado pero le quiero mucho y quiero que vuelva ya a casa".

Esta tarde se ha conocido que el padre de Andrada ha sido liberado de prisión y que tendrá que pagar una multa de 300 euros.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes