Hugo Dellien y el tenis boliviano

Hugo Dellien se convirtió en el primer tenista boliviano de la historia en llegar a una final del circuito Challenger. Y lo hizo... por error

Hugo Dellien
Hugo Dellien

El tenis es un deporte de calado mundial, con una propagación tremenda en los últimos 15 años. La vertiginosa globalización económica tuvo su efecto en las pistas de partes del planeta cuya tradición tenística era cero. Que Japón o Canadá tengan dos jugadores en la Copa de Maestros es un resumen perfecto. Con perspectiva, las potencias se han ido desdibujando y el orden del tenis mundial es de difícil predicción. En la variedad de nacionalidades está el futuro, siempre entendiendo que la población y el número de licencias federativas marcará la cantidad de jugadores profesionales.

En Sudamérica, tierra donde el fútbol lo absorbe todo a un nivel casi dictatorial, el tenis fue histórica y tradicionalmente de la Argentina. Secundariamente, Brasil y Chile, naciones o muy pobladas o más prósperas, han seguido la estela albiceleste. En su entorno es complicado que, por niveles de desarrollo y capacidad, inviertan o se empapen de una tradición por la raqueta. Ejemplos puntuales como Andrés Gómez (Ecuador) o el actual tenis colombiano (Falla, Giraldo) han despuntado en algún momento.

Ayer domingo, el tenista boliviano Hugo Dellien llegó a la primera final Challenger de la historia del tenis boliviano. Hasta la creación del circuito Challenger, el país del altiplano tenía a Mario Martínez como gran estandarte nacional e histórico. Martínez llegó a ser top-35, y fue campeón en Burdeos, Venecia y Palermo, y subcampeón en Niza. Fue campeón del país con solo 14 años, y subcamepón de Sudamérica con 15.

Más de 30 años después, Dellien, de 21 años, se ha colado entre los 300 mejores del mundo (N287) y en su país ha pasado francamente desapercibido. 'El Diario', periódico más importante de La Paz, ni siquiera se hizo eco de ello. Compartir este día con la victoria de Suiza y Federer en Copa Davis no es lo más recomendable para trascender pero no deja de ser sorprendente. Portales como 'La Razón' y 'La Prensa' le dedicaron una pequeña nota de prensa.

Mario Martínez, referente del tenis boliviano

Lo más curioso de este hito para el tenis boliviano es que Dellien no iba a viajar a la capital uruguaya. Un malentendido a la hora de desapuntarse no hizo efectiva la baja y le comunicaron que debía jugar el cuadro final del Uruguay Open. Uno de esos puntos de inflexión que la vida y el deporte dibujan como destino.

Dellien cayó en el Challenger de Montevideo ante el uruguayo Pablo Cuevas. El joven boliviano derrotó a dos ex-top100 como el español Pere Riba o el argentino Facundo Argüello. Él mismo reconocía las dificultades que encuentra en su país. "En mi tierra a nadie le interesa el tenis; de esto se enteraran en unos días". A pesar de fundarse en 1937, la Federación Boliviana de Tenis cuenta con apenas nueve clubes en todo el país, si bien ha ido creciendo en los últimos años. Dellien ayudará a que ello continue. Aunque sea "por error".

Comentarios recientes