Una Copa de Maestros donde salió perdiendo el espectador

La baja de Federer en la final puso la guinda a un torneo donde la falta de espectáculo perjudicó a los aficionados que pagaron para acudir al O2 Arena.

Acabó la Copa de Maestros 2014 y ha dejado a su paso un bastante mal sabor de boca a los espectadores ya que de 15 partidos (14 si no contamos la 'no final') tan sólo se salvaría el protagonizado por Roger Federer y Stan Wawrinka en las semifinales. El resto, auténticos visto y no visto de menos de una hora sin continuidad de juego y sin emoción. Los que pagaron para ir al O2 Arena, los máximos perjudicados, sobre todo los que compraron billetes para ver la final.

Y es que muy pocos piensan en esos espectadores que se han gastado más de 200 libras para ver la final del torneo y que finalmente sólo pudieron disfrutar de un partido exhibición entre Murray y Djokovic ya que Federer no pudo disputar el encuentro por el título por una lesión en la espalda. Esos aficionados solo recibirán una parte del precio que pagaron por la entrada aunque les dan opciones preferenciales para otros años. Algo que se antoja muy poco sobre todo si hay personas que han comprado un billete de vuelo y han reservado una habitación de hotel.


Pero es que el tenis que se ha visto durante toda la semana en Londres ha sido muy pobre. No parecía que algunos de esos tenistas estuviesen entre los ocho mejores del mundo. Se veían en todos los partidos unas diferencias de nivel bastante inusuales y los partidos solían acabarse cuando aún no se había cumplido ni la hora de encuentro. Tal y como comentamos la semana pasada, bastantes aficionados que acudieron al Murray-Federer llegaron a pagar casi 6 euros por minuto de partido.


Raonic y Cilic en el Round Robin, Wawrinka en una semifinal ajustada, Federer al no poder disputar la final... son varios que han perdido algo a lo largo de esta semana en Londres, pero los espectadores del O2 Arena son los que peor se sienten de todos ellos. Decepcionados y enfadados casi a partes iguales, esperan que en 2015, último año del ATP World Tour Finals en Londres puedan ver el tenis que una ciudad y un torneo como éstos se merecen.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes