Djokovic resiste a Nishikori

Nishikori mostró a un Djokovic más humano, pero el serbio superó los momentos de dificultad y alcanza la final del torneo de maestros

Novak Djokovic.
Novak Djokovic.

Novak Djokovic vence a Kei Nishikori en la primera semifinal del World Tour Finals: 6-1, 3-6 y 6-0. El número uno, que atropelló a Nishikori en la fase inicial, necesitó frenar la voraz reacción del japonés. Djokovic optará este domingo a su cuarto título en el torneo de maestros. El serbio jugará la final ante el vencedor del duelo entre Roger Federer y Stan Wawrinka.

Kei Nishikori, un novato rebelde en el torneo de maestros, humanizó a Novak Djokovic. Sin embargo, el serbio se comportó con la madurez y estabilidad mental propia de un número uno. La regularidad de Nishikori durante un partido aún no es comparable a la de los grandes del tenis mundial, pero su versión más brillante es capaz de desbordar a cualquier gigante.

Nishikori.

El japonés volvió a demostrarlo hoy en una semifinal que recordó en su comienzo a la historia tantas veces repetida en la fase de grupos. Djokovic no encontró oposición en la fase inicial. Atropelló a Nishikori. Su servicio no destacó por su velocidad, pero sí por su colocación y un efecto liftado tremendamente incómodo para su rival. El serbio exhibió una agilidad felina, ofreció un recital de profundidad y un uso de los ángulos tan perfecto que parecía programado por una máquina. Todo ello, con una fiabilidad que apenas daba respiro al nipón.

Los errores no forzados y las carencias en la volea de Nishikori agrandaban la diferencia en la pista. El primer set (6-1) se convertía en una lección del número uno, que sólo necesitaba 23 minutos para ejecutar la mitad de su trabajo.

Otra rotura de servicio en el comienzo del segundo set apuntaba a una victoria vertiginosa del serbio, pero la semifinal cambió de cara a partir de ese momento. Nishikori adelantaba su posición en la pista e incrementaba con acierto su agresividad al resto. Paulatinamente, Djokovic retrocedía su posición hasta el punto de ceder la iniciativa al japonés. Una doble falta de Novak, celebrada por un sector de la grada, levantó definitivamente a Nishikori. El número uno, que reaccionó con un aplauso irónico, recibió algunos abucheos del público y mostró intermitencias en los minutos siguientes.

Djokovic.

Un Nishikori envalentonado mandaba desde la línea de fondo con su habitual swing corto y una aceleración de muñeca que resta tiempo de reacción a sus rivales. Eran los primeros momentos de dificultad para Djokovic en el torneo. Su saque perdía eficacia y el japonés equilibraba el marcador.

Kei mantuvo la inercia hasta el punto de amenazar el servicio de ‘Nole’ en el comienzo de la tercera manga. Sin embargo, la madurez de Djokovic le permitió escapar de esta peligrosa situación. El estado anímico cambió a los dos lados de la red. El serbio salió reforzado y volvió a ser un depredador, mientras Nishikori volvía a mostrarse vulnerable con su saque e inconsistente en sus ataques.

Djokovic arrasaba en la lucha mental y retomaba el mando con autoridad. El japonés apenas ganó 5 de los 29 puntos jugados con su segundo saque. En su primera aparición entre maestros, Nishikori dejó momentos de brillantez, pero éstos fueron insuficientes ante Djokovic. Kei se convierte en el primer hombre capaz de arrebatarle un set en pista cubierta al número uno esta temporada. El serbio, infalible bajo techo desde Paris-Bercy 2012, optará este domingo a su cuarta copa de campeón en el World Tour Finals.

Comentarios recientes