Djokovic, Wawrinka... y otra paliza

El serbio Novak Djokovic se lleva por delante a Wawrinka en lo que prometía un gran partido. Un 6-3 6-0 para añadir a unos números ciertamente tristes para el Masters

Novak Djokovic
Novak Djokovic

Novak Djokovic pone pie y medio en las semifinales del Masters y queda a una victoria del número 1, después de triturar a un Wawrinka que comenzó con break arriba y que ganó un juego de los últimos 12. De nuevo asistieron los londinenses a un encuentro deslucido y sentenciado. Sin ser exigido, Novak sigue mostrando la candidatura más seria.

Un break temprano de Wawrinka y su posterior consolidación anticipaba un posible y celebrado escenario de igualdad y competitividad. Un truco de magia efímero para un Masters que parece la Bolsa de Londres en plena caída hacia el abismo. El primer cabeza de serie le endosó un rosco al tercero para cerrar un partido que volvió a quedar a la deriva, sin puntos de agarre hacia la emoción o la alternancia.


Wawrinka, como la mayoría de perdedores en este Masters se fue a los 29 errores no forzados en apenas 15 juegos, a 2 por juego. Es el gran problema de esta edición: la concentración no es constante y ello se traduce en una casi utópica capacidad de poner pelotas en pista. Los errores oscilan entre el metro de largo, la red y el metro de ancho. Un despróposito para el espectáculo.

Como añadido, los servicios no están sosteniendo de ningún modo un juego de fondo inconsistente. Esta vez, Wawrinka se fue al 49% de primeros, 45% de efectividad y 29% con el 2º saque. Una nube negra que afecta de modo integral al 80% de los jugadores presentes en el O2. Con Djokovic remontando el break inicial, su partido fue lo suficientemente serio como para no ceder ni un metro a su rival, al que jugó a placer, en la virtud propia y en el defecto ajeno. El serbio está a una victoria de cerrar el año como N1. Ante Berdych, opción inmejorable.


8.26h han durado los 8 partidos hasta el momento. Insólito.


LA APUESTA del día

Comentarios recientes