Nikolay Davidenko: El hombre que dominó a Rafa Nadal

Se retira el único hombre del circuito que ha sido capaz de jugar más de diez partidos contra Rafa Nadal y obtener un cara a cara positivo (6-5).

Solo hay un hombre que pueda presumir de tener un cara a cara favorable con Rafa Nadal después de más de diez partidos disputados y ese no es otro que el ruso Nikolay Davydenko, que anunció ayer su retirada oficial de las pistas de tenis tras 15 años como profesional, donde llegó a ser número 3 del mundo y consiguió 21 títulos oficiales. Y es que Davydenko era de los pocos que podía enfrentarse a Nadal a pecho descubierto y batallando mentalmente contra el mallorquín de tú a tú.

Porque Davydenko tenía ese carácter especial sobre la pista que le hacía único. Mirabas al otro lado de la pista y veías a un tipo no muy alto, delgado, calvo y con ropa poco estilosa pero que si le mirabas fíjamente a los ojos podría atravesarte la mirada y meterte tanto miedo que se te podían erizar todos los pelos de tu cuerpo. 'El hombre de hielo' solían apodarle y es que sobre la pista Davydenko, siempre con rostro concentrado y serio, no conocía amigos y sólo concebía salir de allí siendo el ganador de esa batalla.

Montado siempre sobre la línea de fondo y con una movilidad de piernas de otro mundo (Del Potro llegó a decir de él que parecía salido de la Play Station), Nikolay era un auténtico frontón que no dejaba pasar ni una bola. Precisamente en eso se basa el juego de Nadal, sobre todo en tierra batida (más en años anteriores, ahora juega más agresivo), en ir construyendo el punto poco a poco, moviendo a su rival de un lado a otro para matarte con su drive a la más mínima. Pero en el ruso tenía a un hueso muy duro de roer.

Y es que Davydenko era una máquina, como un robot. Se movía de lado a lado de la pista corriendo tan rápido como un rayo devolviendo pelotas nada fáciles de contrarrestar y no se dejaba dominar y rara vez se le veía echarse para atrás para defenderse. Él tenía el antídoto para ganar a Nadal, y se mostraba orgulloso de ello. "Jugando contra Nadal, si te quedas en el fondo estás muerto. Tienes que jugarle rápido, muy delante. En tierra es un poco más difícil hacerlo porque él te acaba llevando a tu terreno pero una vez estuve cerca de vencerle", explicaba cinco años atrás. Y tanto que estuvo cerca.

Nadal y Davydenko se han enfrentado en 11 ocasiones. Cuatro de ellas en tierra y siete en dura. De las victorias en tierra, Nadal tuvo que irse al tercer set en las semifinales de Roma en 2007, cerrando el partido por 6-4. Fue un encuentro donde el ruso restaba los saques del español casi montado sobre la línea de saque, intentando restarle siempre lo más largo posible y atacando acto seguido. Lo tuvo cerca, pero no pudo ser. En dura, era otra historia. Ahí prevalecía el juego de Davydenko y Rafa sólo pudo derrotarle una vez, fue la primera vez que se enfrentaron en la Masters Cup de 2006.

El juego de Nadal no era muy del agrado del ruso, que llegó a decir que Rafa "sin físico no puede hacer nada. No tiene ni saque ni volea. Su recurso es quedarse desde el fondo de la pista y correr y pasar bolas hasta que tú te canses y la falles". Porque correr era algo que Davydenko odiaba. Muchos decían de él que si los Grand Slams se jugasen a tres sets hubiera ganado unos cuantos. Nikolay no soportaba estar más de tres horas corriendo y jugando a cinco sets. Ya en 2012, justo antes de disputar su último encuentro ante Nadal, el ruso bromeaba: "Espero que Nadal me mate rápido y no me tenga tres horas corriendo por la pista".

Yéndose con ese privilegio de un cara a cara favorable contra Nadal tras más de diez partidos (recordamos, el único hasta la fecha) y con otros muchos hitos conseguidos para él y para su país, Davydenko se despide con un mensaje: "Los tenistas son gente que parece que tengan que estar todo el día corriendo, jugando y entrenando". Para él, ya no será así nunca más.

Nikolay, ya se te echa de menos.

Comentarios recientes