Agnieszka Radwanska y una irregular segunda mitad de año

La polaca cuajó una primera parte del año con grandes resultados pero no está siendo capaz de aguantar a un alto nivel toda la temporada.

Agnieszka Radwanska en China
Agnieszka Radwanska en China

La polaca número 6 del mundo empezó la temporada con fuerzas y logrando grandes resultados, sin embargo en esta segunda parte del año le está costando aguantar el ritmo y está cayendo prematuramente ante rivales que, a priori, debería vencer. Radwanszka no termina de encontrar su mejor tenis y los últimos meses ha mostrado la peor versión del año.

Arrancó el 2014 siendo la número cinco del mundo, con ganas de hacerse un hueco entre las mejores y con la ilusión de poder arrimarse a las tres mejores del ranking. Llegó a semifinales en el Australian Open, semifinales también en Doha, final en Indian Wells, cuartos en Miami y semis en Katowice. Con sus buenos resultados lo logró a las pocas semanas. Se había colado ya en el pódium del ranking femenino y ahora tenía un nuevo objetivo: mantenerse y buscar acercarse al uno. Un objetivo muy ambicioso pero viendo las señales tenísticas que emitía podía llegar a plantéarselo.

Sin embargo, no pudo mantener sus enormes resultados de los primeros meses y empezó a 'pinchar' en diferentes torneos una vez acabado Wimbledon. En Stanford perdió en primera ronda ante Lepchenko (59º) en la que sería su primera gran sorpresa del año. Inmediatamente se repuso y llegó hasta la final del torneo de Montreal. A pesar de ello, su puesto como número tres lo había perdido y había caído ya al cinco al no poder defender puntos de la pasada temporada.

Tras Montreal cedió en cuartos de final de Cincinnati y también tuvo una derrota prematura en el US Open cayendo en segunda ronda ante Shuai Peng (39º). La china fue una de las grandes sensaciones en Nueva York llegando hasta las semifinales por primera vez en su carrera. Esta sorprendente derrota en segunda ronda condicionó a la polaca: si no conseguía resultados en Asia seguiría cayendo en el ránking.

Dejado atrás el torneo de la ‘Gran Manzana’, Radwanska se embarcó hacia Seúl donde defendía el título. No pudo reeditarlo, cayó en cuartos de final nuevamente ante la norteamericana Lepchenko y retrocedió una nueva posición, hasta la sexta.

La siguiente semana pisaba por primera vez el enorme torneo de Wuhan. Su estadía no duró mucho ya que se despidió en primera ronda ante la francesa Caroline García (49º) en tres ajustadísimos sets. Los resultados no eran los esperados y miraba con ganas de revancha la siguiente semana. Pero tampoco pudo revertir la mala racha y en Beijing cayó de manera precipitada en segunda ronda ante la veterana Roberta Vinci (44º) en sets corridos.

En cómputos generales no está siendo un mal año para la polaca pero sí que podría esperarse algo más de resultados ante jugadoras de menor nivel y ránking. Los resultados de Radwanska reflejan la dureza del circuito, lo larga que se puede hacer una temporada y que a la mínima distracción uno puede fallar. ¿Se le puede exigir constantemente resultados a una tenista? ¿Es normal que muestre síntomas de irregularidad?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes