Delbonis y un trimestre para el olvido

El argentino se encuentra sumergido en una crisis de resultados y no es capaz de encontrar una regularidad que lo afiance entre los 50 mejores del mundo

Federico Delbonis, 63º del mundo, no termina de encontrar las buenas sensaciones dentro de las pistas de tenis. Hoy volvió a caer en su debut y lleva solo cinco partidos ganados y doce perdidos en los últimos cuatro meses. El argentino, desde que alcanzó su mejor posición en el ranking (34º, en mayo) no es capaz de encadenar más de dos victorias consecutivas y ha vuelto a salir de los 50 mejores del mundo. Sus resultados en pista dura son más que discretos y es la gran área donde tiene un alto margen de mejora.

El 2014 vio cómo un joven de 23 años del barrio de Azul en Argentina se metía por primera vez en la élite del tenis mundial. El argentino Delbonis encaraba Roland Garros con su mejor ranking y quedaba a las puertas de estar preclasificado por primera vez en su carrera. Era el 34º del mundo y se había marcado un inicio de temporada fenomenal con título incluido (Sao Paolo, ATP 250).

Las expectativas para el resto de temporada eran altas aún sabiendo que tenía por delante combinar césped, tierra y pista dura. Sin embargo, sus resultados no terminan de salir. A día de hoy Delbonis pegó un bajón importante en el ránking, en su juego y en confianza. El argentino retrocedió hasta el puesto 63º, no encadena dos victorias consecutivas desde principios de julio y lleva un récord de 2-6 en pistas duras tras la gira de Europa.

A Delbonis le está costando la adaptación a la élite y conseguir una regularidad que lo mantenga entre los mejores. En los cuatro Grand Slam ha caído prematuramente. En Melbourne, París y Londres salió con derrota en primera ronda y tan solo en Nueva York pudo ganar un partido (ante el 585º, Noah Rubin) para luego ceder en segunda ronda. Complicado escalar si se tiene números tan negativos en los torneos que más puntos reparten.

Además, resulta todavía más curioso su récord negativo en los Masters 1000 esta temporada. Siete disputados y siete primeras rondas. Delbonis no ha sido de ganar ni un solo partido en Indian Wells, Miami, Montecarlo, Madrid, Roma, Canadá y Cinicinnati. Es decir, de los 11 torneos más valiosos hasta el momento, 10 primeras rondas y tan solo un triunfo.

Es impensable que un jugador pueda permanecer entre los mejores sin conseguir resultados en torneos de este calibre. Pero Delbonis tiene una buena lectura para hacer: no defiende apenas puntos de aquí a final de temporada. Tiene casi todo por delante para sumar. Queda un mes y medio de competición y el argentino tan solo ‘debe’ 16 puntos (segunda ronda de fase previa en Shanghái).

El último trimestre ha sido para el olvido pero tiene un amplio margen de mejora. Sus opciones para terminar entre los 50 mejores del mundo están intactas y esto le permitiría acceder a todos los cuadros principales en 2015 sin necesidad de pisar las fases previas. Quedan semanas muy importantes para su calendario y es una incógnita saber cómo afrontará los próximos torneos el zurdo oriundo de Azul.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes