Li Na anuncia su retirada oficial del tenis

La tenista china anuncia su retirada oficial del tenis lastrada por una lesión en sus rodillas que le han impedido competir en los últimos meses

La china Na Li ha anunciado a través de su Facebook que abandona el tenis profesional debido a la lesión crónica que padece en sus rodillas y que le han impedido competir a buen nivel en los últimos meses. La actual número 6 del mundo se despide así del tenis a sus 32 años en una temporada donde llegó a ganar el Open de Australia. Una noticia triste, sin duda, para los fans del tenis.

"La decisión de colgar la raqueta me ha costado más que ganar siete partidos seguidos bajo el intenso calor de Australia", comenta la china en una carta bastante amplia. "2014 se ha convertido en uno de los años más significantes de mi carrera y en mi vida. Ha estado leno de momentos interesantes que han incluído la consecución de mi segundo título de Grand Slam en el Open de Australia, compartir esa experiencia con mi equipo, mi familia o mis fans. También ha tenido momentos difíciles, como éste de tener que decidir mi retirada del tenis", añade.

Li ha venido sufriendo en los últimos meses por esa lesión que le impedía rendir a su máximo nivel. Cayó en primera ronda de Roland Garros y en tercera de Wimbledon, algo que sorprendió a muchos. Hoy, todos saben por qué. "Han sido unos meses agonizantes para mí hasta llegar a decidir que la lesión crónica de mi rodilla no me dejará nunca ser la jugadora de tenis que puedo ser. Retirarme del deporte es la decisión correcta para mí y para mi familia".

Ella explica en la carta dónde radica exactamente su lesión. "Todos los que me conocen saben que mi carrera ha estado marcada por mis problemas en la rodilla derecha. Después de cuatro operaciones y de cientos de inyecciones para calmar la hinchazón y el dolor, mi cuerpo me pide parar esto. Mi última operación fue en la rodilla izquierda, el pasado mes de julio. Intenté recuperarme al 100% y trabajé para ello pero mi cuerpo me decía que a mis 32 años no volvería a competir al máximo nivel nunca más", explica.



"He conseguido más de lo que había soñado y éste es mi gran orgullo de haber ganado la gloria para mi país", expresa despidiéndose, mandando un mensaje personal a cada persona importante en su vida y anima a quien le lea, a perseguir sus sueños. "Te insto a perseguir tus sueños. Si yo lo pude conseguir, tú también. Con trabajo duro los sueños se hacen realidad", concluye.

El sueño de esta mujer de Wuhan se acaba pues a los 32 años, con nueve títulos oficiales, dos de ellos de Grand Slam y habiendo alcanzado el puesto número 2 como mejor ranking en su carrera.

Comentarios recientes