Solo ante la derrota

OPINIÓN | Carlos Moyà no seguirá como seleccionador después de la debacle española en Brasil y se va, pero, ¿tiene él la culpa de todo? 

Carlos Moyà no seguirá como seleccionador español de la Davis en 2015. Ya tenemos 'cabeza de turco' para todo este jaleo que se ha montado acerca del descenso de categoría en la Copa Davis. El mallorquín se va decepcionado (al menos es lo que entiendo yo de sus declaraciones) con los jugadores, en gran medida, después de recibir tantas renuncias, bien por lesiones, falta de motivación o cansancio. Pero, ¿tiene Moyà la culpa de este fracaso?

Desde mi punto de vista: No. Pienso que Carlos se ha comido el marrón que se habría comido cualquier otro en su lugar, pero que, lamentablemente, le ha tocado a él. Ya esto se veía venir desde el 2012 cuando los jugadores de ranking más alto, tras ganar la ensaladera ante Argentina, comentaron que sería difícil volverles a ver juntos en el equipo. Vamos, con palabras bonitas estaban diciendo que adiós muy buenas, por ahora.

Se trajo a Alex Corretja, una persona muy entendida y con una gran capacidad de diálogo y que ya había probado lo que era entrenar con alguien (Andy Murray), pero el catalán empezó a sufrir en sus carnes lo que ha sufrido Moyà este año. Se las vio y deseó para formar un equipo que pudiera ser competitivo y no pudo evitar que el año pasado España perdiera en primera ronda ante Canadá, fuera, con jugadores como Granollers o Albert Ramos en singles y se tuviera que jugar la permanencia contra Ucrania en septiembre. Se consiguió salvar la eliminatoria, gracias a contar con dos singlistas como Verdasco y Nadal y porque jugamos en casa. A pesar de eso, la Federación Española se cargó a Corretja sin dar muchas más explicaciones. Todos pensamos que sería por llevar a España a esa permanencia de la que Alex tenía poca culpa.

La misma que ha tenido Moyà este año, que se vio con un marrón entre las manos a pesar de que él afirmaba estar "motivado" cuando llegó. Motivación que ha durado lo mismo que lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks. Porque, ¿cómo se puede estar motivado cuando todo el mundo te dice que no? Carlos lo ha intentado, pero se ha encontrado en un año difícil ya que no es pre-olímpico y los jugadores no tienen 'obligación' de ir si quieren ir a los próximos Juegos Olímpicos (el año que viene sí que pasará) y también se ha visto como su jugador estrella y amigo, Rafael Nadal, estaba lesionado y no le pudo ayudar a salvar esta repesca. No ha tenido suerte. Como tampoco la tuvo cuando esa bola de partido de Andújar ante Bellucci tocó por un centímetro la línea en vez de irse fuera.

Entiendo la renuncia de Moyà. Vino con ilusión y una vez ha visto lo que había dentro, comprobó la realidad. Se cometería un error muy grande si se echara todas las culpas a él. Carlos no tiene la culpa, al menos no toda, o no la mayor parte. Si me preguntáis, yo creo que la culpa la tienen los jugadores que han renunciado sin estar lesionados. Sí, ellos han sido los que han colocado a Moyà al borde del precipicio, empujándole a una muerte casi segura. El mallorquín jamás dirá de quién se siente más decepcionado (no se quiso referir a nadie en concreto en la entrevista), pero que se va sintiéndose fallado por muchos, sí. Como él mismo dice en la entrevista, "poco más puedo hacer, no les voy a poner una pistola en la cabeza para que vengan".

Y ahora, el año que viene, los jugadores que quieran ir a las Olimpiadas en 2016 no podrán renunciar ya que la designación de los dos jugadores que participarán en el singles dependerá del futuro seleccionador, que todo hace pensar que será Juan Carlos Ferrero. Para entonces, el daño ya estará hecho, con el equipo descendido y con Moyà habiendo tenido que dimitir por el poco apoyo recibido. El nuevo capitán lo tendrá mucho más fácil de lo que lo ha tenido Carlos, desde luego. Entonces sí que acudirán a la llamada. Ya no habrá 'falta de motivación'. Ya no habrá 'cansancio'.

Y me sigue llamando la atención que cuatro días después de haber sufrido la derrota que hemos sufrido en Brasil, desde la Federación sólo se haya escuchado un pequeño comunicado en su web. Y nada más. Mientras, el bueno de Moyà se va por la puerta de atrás y solo. Y es que la victoria tiene muchos padres pero la derrota es huérfana.

Calendario ATP/WTA

Calendario ATP 2021

Comentarios recientes