Decir “no” a España

España se jugará la permanencia en el Grupo Mundial de la Copa Davis con ausencias importantes. ¿Están justificadas las renuncias de algunos tenistas?

Las ausencias dejan marcado al equipo español de Copa Davis en Brasil, donde España se juega su permanencia en el Grupo Mundial el próximo fin de semana. David Ferrer, Feliciano López, Tommy Robredo y Fernando Verdasco han renunciado a jugar por su país en esta ocasión. ¿Están justificadas las renuncias de los tenistas?

La célebre ‘Armada’ española se convierte en ‘Desarmada’. El equipo español de Copa Davis, capitaneado por Carlos Moyá, se jugará la permanencia en el Grupo Mundial con un equipo condicionado por las ausencias de varios tenistas.

Las lesiones de Rafael Nadal y Nicolás Almagro, unidas al “no” de David Ferrer, Feliciano López, Tommy Robredo y Fernando Verdasco, dejan a España en una situación comprometida. En el tenis, la obligación de representar a un país queda en papel mojado.

El artículo 47.1 de la Ley del Deporte española dice lo siguiente: “Es obligación de los deportistas federados asistir a las convocatorias de las selecciones deportivas nacionales para la participación en competiciones de carácter internacional, o para la preparación de las mismas”. Además, el artículo 76.1, en su apartado ‘f’, recoge entre las infracciones muy graves “la falta de asistencia no justificada a las convocatorias de las selecciones deportivas nacionales”.

Sin embargo, en el tenis existe permisividad con los deportistas. No sólo en España, sino a nivel mundial. Los capitanes de Copa Davis y Copa Federación son conscientes de que su puesto depende de mantener una buena relación con los mejores jugadores de su país. Por este motivo, los capitanes prefieren el diálogo antes de anunciar sus equipos y evitar así situaciones conflictivas o incómodas.

moyá y lópez.

En el fondo, son los tenistas quienes mandan, y ahí está la raíz del problema. No manda la federación ni el capitán, que sólo elige entre quienes aceptan jugar. Y en un deporte individual como es el tenis, los jugadores suelen anteponer sus propios intereses a los colectivos.

El mismo Carlos Moyá, capitán del equipo español, se ha mostrado condescendiente con los tenistas que han renunciado a esta eliminatoria, ya que él fue protagonista de situaciones similares como jugador. Habitualmente, los tenistas argumentan que la dureza del calendario hace muy difícil su presencia en la Copa Davis.

Las actuales fechas de la Davis -en las semanas posteriores al Open de Australia, Miami, US Open y World Tour Finals- no son idóneas. Invitan a que más tenistas renuncien. Pero sólo algunos jugadores alcanzan las últimas rondas de estos torneos. La mayoría podría descansar una o dos semanas antes de competir en la Davis.

Durante el año, los tenistas hacen esfuerzos mayores en torneos de categoría 250 o 500. Por ejemplo, David Ferrer compitió en las dos semanas anteriores al Open de Australia (Doha y Auckland), acumulando cuatro semanas consecutivas. Posteriormente, no jugó la eliminatoria de Copa Davis en Alemania. Una semana más tarde, decidió a última hora acudir al torneo de Buenos Aires, a pesar de que no estaba previsto en su calendario.

Antes de Wimbledon, Feliciano López jugó en los torneos de Queen’s e Eastbourne. Posteriormente, en Stuttgart. En total, cinco semanas consecutivas de competición, incluyendo un cambio de superficie. Los casos de Tommy Robredo y Fernando Verdasco son similares. Sus calendarios de 2014 también muestran varias semanas consecutivas de competición en los torneos de menor estatus.

moyá.

No es una cuestión de nombres. Ferrer, Robredo, Verdasco y López se han comprometido con el equipo español de Copa Davis en otras ocasiones. Y Rafael Nadal, esta vez lesionado, también ha renunciado otras veces, especialmente cuando España debía jugar fuera.

Se trata de llegar al fondo del asunto y no responsabilizar exclusivamente a la ITF. ¿Supone un gran sacrificio participar en una eliminatoria de Copa Davis, que normalmente conlleva jugar uno o dos partidos, cuando los tenistas compiten varias semanas consecutivas en torneos menores? ¿Qué importancia tiene el factor económico? Los tenistas convocados para representar a España reciben una cantidad de la RFET inferior a la que pueden percibir por disputar torneos de categoría 250 o 500. ¿Provocaría un aumento de la dotación económica menos renuncias? ¿Tiene España una generación de tenistas saciada de éxito en la Copa Davis? ¿Se debería apostar por tenistas más jóvenes y construir un equipo para el futuro? ¿Qué medidas deben tomar la RFET y la ITF? Son preguntas que necesitan una respuesta urgente para evitar que se repitan episodios como el de esta semana en Brasil.

Comentarios recientes