Final femenina del US Open: Serena Williams – Caroline Wozniacki

Serena Williams y Caroline Wozniacki disputan este domingo una final del US Open que esconde muchos datos históricos

Serena Williams y Caroline Wozniacki.
Serena Williams y Caroline Wozniacki.

Serena Williams y Caroline Wozniacki lucharán este domingo por el título de campeona del US Open 2014. La estadounidense aspira a alcanzar los 18 títulos individuales de Grand Slam, con lo que igualaría los conseguidos por Martina Navratilova y Chris Evert. La danesa, sin títulos grandes en su palmarés, sueña con el mayor éxito de su carrera.

Dos amigas jugando a tenis el domingo por la tarde. Esto harán Serena y Caroline en las próximas horas. Pero la tensión en la pista no será la de un partido amistoso. Jugarán en el estadio de tenis más grande del mundo. Millones de personas de todo el planeta contemplarán sus golpes. Y por supuesto, el premio para la ganadora quedará en la historia de este deporte.

A partir de las 16:30 en Nueva York (22:30 en España), Serena Williams y Caroline Wozniacki comenzarán una batalla por la gloria que supone ser campeona del US Open 2014. Se enfrentan dos tenistas con muchos peldaños de diferencia en la historia del tenis.

La estadounidense, entre otros logros, ya acumula 17 títulos individuales de Grand Slam. Hoy aspira al número 18, un éxito que la igualaría en esta clasificación con las legendarias Martina Navratilova y Chris Evert. Además, el US Open sería el primer grande donde Serena lograría seis títulos individuales (hasta ahora suma cinco en el Open de Australia, Wimbledon y US Open, y dos en Roland Garros).

serena williams.

Tras un mal año en las grandes citas, la número uno jugará la final en Nueva York por cuarto año consecutivo. Este domingo, Serena podría ganar el US Open quince años después de su primer título en 1999, un dato elocuente de su longevidad en el éxito.

Por su parte, Wozniacki disputará la segunda final de Grand Slam de su carrera tras perder la del US Open 2009 ante Kim Clijsters. La tenista danesa alcanzó el número 1 del ranking en su día sin ganar un grande, un hecho que siempre cuestionó su jerarquía. Curiosamente, en 2014, Wozniacki está a un paso de ganar su primer Grand Slam como número 11 del mundo. Pero por encima de estos datos, afronta la final con la ilusión propia de quien nunca ha ganado uno de los cuatro títulos más importantes del tenis.

Su progresión en los últimos meses ha culminado con una sobresaliente actuación en Nueva York. Pero Serena ha vuelto a lo grande. Ninguna de sus rivales ha podido sumar más de tres juegos en un set en este US Open.

Los resultados en el cara a cara son muy favorables a la estadounidense (8-1). Sin embargo, en los dos últimos partidos entre ambas (Montreal y Cincinnati), Wozniacki llevó al límite a Williams a pesar de caer derrotada.

“Espero otro partido igualado. Ella conoce bien mi juego y sabe cómo jugar. Es muy consistente. Creo que esa es una de las cosas que hacen de ella una rival tan dura. Tengo que estar preparada para eso y, otra vez, estar tranquila, ser capaz de relajarme y estar feliz”, ha declarado Serena sobre su rival en la final.

wozniacki.

“Ella siempre me hace reír y también hace reír a todos los que están a su alrededor”, dice Wozniacki sobre la número uno. La danesa quiere huir de la presión: “No tengo nada que perder. Sólo tengo cosas que ganar. Es un partido más y voy a jugarlo como cualquier otro. Me encantaría ganarlo y tener un Grand Slam. La prensa dejaría de hablar sobre mi falta de Grand Slams, eso estaría bien”.

Tras el sorteo del cuadro, Serena y Caroline bromearon con la posibilidad de enfrentarse en la final al estar en mitades diferentes. Este domingo, sólo habrá tensión a ambos lados de la red. En juego, una parte de la historia del tenis.

Comentarios recientes