El relevo en la WTA

Vamos a analizar a las tenistas que, por su juego o por sus posibilidades de mejora a corto plazo, nos parecen las más destacadas en esa pugna por llegar a la élite

El tenis femenino está invadido por las jóvenes. Pero ese hecho no adquiere la trascendencia que debería porque las figuras de mayor visibilidad de la WTA no responden a ese patrón. Serena Williams, que continúa siendo la número 1 del mundo a sus 32 años y hoy se encuentra en la final del US Open buscando conseguir su sexto título en Flushing Meadows; Na Li que con 32 continúa en el top3 en gran parte gracias a su título en Australia de este año; y Maria Sharapova, que a sus 27 años es número 1 en la race y actual campeona de Roland Garros siguen siendo las cabezas visibles de la WTA.

Hagamos números alrededor del tema. En el top50 hay 16 jugadoras de menos de 23 años (33%). De ellas dos están en el top8 (Halep y Bouchard), en el top100 hay 32 (32%), en el top150 son 54 (36%) y en el top200 son 75 (37,5%). Hay ligeras fluctuaciones en la estadística, pero el patrón está claro: un tercio son sub-23. Las jóvenes están pidiendo sitio. Sólo les falta dar un último paso e invadir los puestos de privilegio de igual modo que el resto de la clasificación.

Vamos a valorar por encima a las tenistas que, por su juego o por sus posibilidades de mejora a corto/medio plazo, nos parecen las más destacadas en esa pugna por llegar a la élite.

Relevo 3.0. Menores de 18 años

-----------------------------------------------

En una próxima ocasión valoraremos a jugadoras sumamente prometedoras que aún no han cumplido la mayoría de edad como, por ejemplo, las españolas Sara Sorribes (449 del mundo), Paula Badosa (481) o Aliona Bolsova (516). Pero por el momento nos centraremos en las que ya se han abierto paso en el top200. En este caso es sencillo porque son sólo dos. Y vaya dos.

Belinda Bencic (Ranking: 58. Edad: 17).

Hemos hablado en varias ocasiones de Belinda y de sus posibilidades de convertirse en la futura figura de la WTA. Estos últimos días ha estado de plena actualidad por lograr alcanzar los cuartos de final del US Open donde se vió desbordada por la china Shuai Peng. Este resultado la hará entrar en el selecto grupo de las 50 primeras jugadoras del mundo. No está mal para una chica en edad junior, ¿verdad?.

Como intentando emular a su compatriota Roger Federer, cuanto más rápida es la pista mejor rinde Bencic. En Wimbledon pasó dos rondas (Rybarikova y Duval) para acabar cediendo ante a la postre semifinalista Simona Halep. En Charleston logró llegar a semifinales dejando por el camino a rivales como Kirilenko, Svitolina o Errani.

La discípula de Melanie Molitor está quemando etapas a una gran velocidad. ¿Cuál será su techo?

Charleston 2014. Cuartos de final contra Sara Errani.


Ana Konjuh (R: 116. E: 16)

La alegre y jovencísima tenista croata es capaz de cosas como ganarle a Sara Errani en Auckland en el primer partido de la temporada de la italiana (sí, vale, Sarita venía de las vacaciones, pero nunca es fácil de batir) o de alcanzar las semifinales del torneo de Estambul eliminando a tres de las cinco primeras cabezas de serie (Plyskova, Rybarikova y Svitolina). Su mayor logro de la temporada tuvo lugar en Wimbledon donde logró llegar a tercera ronda después de eliminar a Erakovic y Wickmayer para acabar cayendo en R32 con Caroline Wozniacki. Konjuh nos va enseñando pinceladas del tenis que lleva dentro y es de una grandísima calidad. La rivalidad que viene arrastrando desde sus tiempos de junior con Belinda Bencic podría/debería continuar en el circuito pro e iniciar un nuevo (mejor que el actual, espero) ciclo en la WTA.

¿Es la campeona de Australia Junior 2013 y U.S. Open junior 2013 el futuro de la WTA?

Wimbledon 2014. R2 contra Yanina Wickmayer


Relevo 2.0. Jugadoras entre 18 y 20 años.

-------------------------------------------------

Donna Vekic (R: 79. E: 18)

En 2012, a los 16 años, alcanzó la final de Tashkent convirtiéndose en la jugadora más joven en alcanzar una final desde que Tamira Paszek en 2006 ganase el torneo de Portoroz a los 15 años. Este año ha ganado su primer torneo (Kuala Lumpur). Poco a poco está venciendo a su irregularidad en el juego y ha logrado afianzarse en el top100.

Birmingham 2013. Semifinal contra Magdalena Rybarikova.


Madison Keys (R: 27. E: 19)

Decir de una jugadora que con 19 años está en el top30 o que ha ganado Eastbourne (Su primer título WTA. Ganándole a jugadoras del nivel de Jankovic, Vesnina o a Kerber en la final) o que ha pasado dos rondas de Australia o Wimbledon que se está estancando puede sonar a broma. Pero es que la potencia y el juego que puede desarrollar en la pista la jugadora de Rock Island debería de haberla situado ya en los puestos de privilegio.

¿Expectativas qué nunca se van a cumplir o futura jugadora top?

Eastbourne 2014. Final contra Angelique Kerber.


Elina Svitolina (35 del mundo. 19 años)

Capaz tanto de ganarle a Kvitova o Carla Suárez en Cincinnatti como de perder con Jie Zheng en 'S-Hertogenbosch. Pero, a pesar de su irregularidad, Svitolina progresa adecuadamente.

¿Cuál es el techo en la evolución de la ucraniana?

Baku WS 2014. Segunda ronda contra Silvia Soler


Taylor Townsend (103)

Vamos por una vez a olvidarnos de su constitución física (Es la que es. Punto): esta chica tiene tenis para repartir. Posee una zurda de seda y un juego de red maravilloso que nos retrotrae a tiempos pasados (para muchos, mejores) del tenis femenino.

Llevamos años escuchando que el relevo natural de Serena entre las jovenes promesas estadounidenses son Keys y Stephens... ¿Y si en realidad es Townsend?

2014 Indian Wells Taylor Townsend vs Karin Knapp


En este grupo hay nombres como Victoria Duval (87. Desde aquí esperamos que se recupere pronto y verla otra vez en las pistas), Anna Karolina Schmiedlova (66) o Yulia Putintseva (129).

Relevo 1.0.: Menores de 23 años.

--------------------------------

Como es lógico, las jugadoras de este grupo son bastante más conocidas que las de los grupos anteriores.

Simona Halep (R: 2. E: 22)

Después de cuajar un curso 2013 brillante, Simona ha alcanzado una extrema regularidad que, unida a la irregularidad de la élite, la ha colocado 2 del mundo. Pero no ha conseguido ninguno de los grandes títulos y ha tenido diversas molestias físicas a lo largo de la temporada.

¿Está la talentosa rumana lista para reinar en las grandes plazas?

Eugenie Bouchard (R: 8. E: 20)

La WTA y los sponsors lo tienen claro: la canadiense es el futuro. Es alta, guapa, rubia, fotogénica ("¿fotoGenieca?". ¿Patentamos el palabro?), habla varios idiomas y se desenvuelve con los medios y la fama como si fuese su entorno natural. Aparte de todo esto (que en la pista no tiene ningún peso específico), está 8 en el ranking y 7 en la race gracias, entre otros logros, a haber alcanzado las semifinales en los tres primeros grandes del año.

Es la jugadora más joven del top20 y todos las miradas están fijadas en ella. ¿Soportará Bouchard la presión del favoritismo?

Sloane Stephens (R: 24. E: 21)

Debería ser ya una jugadora top, pero ya no es que su evolución se haya detenido, es que va en retroceso. Una jugadora capaz de lo mejor y de lo peor. Eso sí, cuando toca lo peor, es un abismo del que le resulta imposible salir: se desmorona, se desintegra, se pierde.

Paul Annacone abandonó su tutela y ella contrató a Thomas Hogstedt, que parece que tampoco logra enderezar el rumbo trazado por la jugadora de Florida.

¿Logrará la estadounidense madurar y entrar en los puentos de privilegio o seguirá siendo una promesa?

Garbiñe Muguruza (R: 26. E: 20)

La jugadora de Caracas ha sido actualidad los últimos meses por su brillante desempeño en Australia (llegó a R16 eliminando a, por ejemplo, Caroline Wozniacki), Roland Garros (llegó a cuartos eliminando por el camino a Serena Williams) o en el torneo de Hobart, que ganó.

También ha sido noticia por su indecisión (que parece resolverse al fín) sobre si representar a España o a Venezuela.

Lo más llamativo sobre Muguruza es que, aunque su entrenador Alejo Mancisidor está haciendo un gran trabajo y están logrando muy buenos resultados, todavía tiene un gran margen de mejora tenística, mental y físicamente.

¿Es Garbi una futura jugadora top?

Camila Giorgi (R: 31. E: 22)

Una de las jugadoras de moda. El juego de Giorgi me recuerda a aquella frase de una crítica de un periódico cuando Lola Flores actuó en el Madison Square Garden: "No sabe cantar, no sabe bailar, pero no se la pierdan". Pues de la italiana se podría decir: "No sabe liftar, no sabe variar, pero no se la pierdan".

La italiana es la pegada elevada al cubo. Todo plano, todo profundo, todo buscando ganador. Sin medias tintas, ni golpes de transición, ni ningún tipo de especulación. Como no lifta no tiene un segundo saque al uso, saca dos primeros, con lo que sus números de dobles faltas suele ser escandaloso. Como no especula en absoluto y posee una velocidad de piernas y unos reflejos prodigiosos, acostumbra a restar los segundos saques de sus rivales más de un metro dentro de la pista consiguiendo unos restos directos impresionantes. Este año ha logrado victorias contra rivales tan notables como Caroline Wozniacki, Maria Sharapova o Victoria Azarenka.

La combinación de todo lo anterior más el histriónico carácter de su padre Sergio, que nunca para de formar su show particular en la grada (siempre que juega su hija hay una cámara fija que no se pierde detalle del espectáculo) confluyen en lo ya comentado más arriba: no os la perdais.

¿El juego kamikaze de Giorgi la permitirá entrar en el top10?

2014 Indian Wells Maria Sharapova vs Camila Giorgi


En este grupo también figuran, por ejemplo: la francesa Caroline García (R: 42. E: 20); las estadounidenses Lauren Davis (R: 48. E: 20), Coco Vandeweghe (R:39. E:22) y Christina McHale (R:43. E: 22); la Kazaja Zarina Diyas (R: 46, E:20); o la británica Heather Watson (R: 45. E: 22. Si me hubiesen dicho hace un par de años que escribiría esta lista y ella no estaría en ella no me lo hubiese creido).

Si pensais que la jugadora que dominará el futuro de la WTA con mano de hierro está fuera de las 11 analizadas en esta lista, ya sabeis: lo hablamos en los comentarios.

¿Cuáles de ellas serán el relevo?

Comentarios recientes