Nishikori derrite a Djokovic

Novak Djokovic cayó en las semifinales del US Open. El responsable fue Kei Nishikori, que crece hasta su primera final de Grand Slam

Kei Nishikori.
Kei Nishikori.

Kei Nishikori sorprendió a un desconocido Novak Djokovic en las semifinales del US Open: 6-4, 1-6, 7-6(4) y 6-3. El tenista japonés fue superior desde la línea de fondo y jugará su primera final de Grand Slam ante Marin Cilic. El número uno mundial sufre una dura derrota en Nueva York, donde ha logrado una regularidad sobresaliente pero sólo ha conquistado un título.

Es el día grande de Kei Nishikori. El tenista japonés se consagra como una alternativa real en los torneos más grandes tras alcanzar la final del US Open. Nishikori, que disputaba su primera semifinal de Grand Slam, no acusó la magnitud de la ocasión. Fue fiel a las premisas que le han dado un salto de calidad en 2014.

El notable partido de Nishikori vino acompañado de una actuación decepcionante de Novak Djokovic a nivel tenístico y mental. El número uno nunca se sintió cómodo bajo el calor y la humedad de Nueva York, unas condiciones que Nishikori endureció con el ritmo endiablado que marcaba su raqueta.

A priori, el saque del japonés daba opciones al serbio, pero lo mismo sucedía en sentido contrario. El resto de Nishikori castigaba a Djokovic, que apenas ganó el 37 por ciento de puntos tras segundo saque a lo largo del partido. Kei ya dominó los intercambios desde el comienzo, ejecutando unos paralelos que desmontaban la defensa del número uno. La aceleración de su raqueta sorprendía a Djokovic, menos inspirado al resto que en otras ocasiones, sin profundidad en su juego y con cierto descontrol en los golpes de fondo.

djokovic.

Nishikori perdió brillantez en la segunda manga. Cometió errores que le llevaron a jugar con precipitación, mientras el serbio se asentaba y recuperaba la normalidad. Cambiaba la dinámica del partido, pero Djokovic no reflejaba este cambio de inercia en el tercer set.

El calor y la humedad afectaban a los tenistas tras dos sets intensos. El partido perdía brillo. Los intercambios largos ya eran esporádicos. Djokovic y Nishikori sobrevivían con su servicio esperando una oportunidad. La aprovechó el japonés con un par de restos letales que le dieron el mando del partido, pero un mal juego al servicio culminado con una doble falta dio otra vida al serbio.

Los alaridos de Djokovic, un campeón herido de gravedad, retumbaban en cada rincón del estadio Arthur Ashe. La dureza del partido hacía que el tie-break del tercer set fuera trascendental por los efectos psicológicos en el perdedor. Djokovic, desconocido, mostró su peor cara en el momento más importante, reforzando la fe de Nishikori en la victoria.

nishikori.

El número uno ya no tuvo capacidad de reacción. Se descompuso desde el comienzo del cuarto set. Careció de agresividad y autoridad en sus golpes, siempre estuvo a merced de lo que el japonés dictaba con su raqueta. Fue la fiesta de Nishikori, que además de alcanzar su primera final de Grand Slam, ha demostrado en este US Open su fortaleza para superar obstáculos. La final del próximo lunes supondrá el examen mental más duro de su carrera.

Djokovic, tenísticamente mejorado respecto a los últimos Masters 1000, fue incapaz de reaccionar en un día aciago. Su sobresaliente regularidad en el US Open -ocho semifinales consecutivas- sigue teniendo un premio muy escaso: sólo un título, el conquistado en 2011.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter