Después de varias décadas, los derechos televisivos del US Open pasarán de la CBS a la ESPN

Después de toda una vida juntos, los derechos televisivos del US Open pasarán del abierto de la cadena CBS al cable de la ESPN  

Las flojas audiencias en los torneos de tenis hacen que relaciones de toda una vida como la del US Open y la CBS se rompan. Después de 58 años juntos, el US Open de tenis no se emitirá más por la cadena CBS y a partir del año que viene y por los próximos 11 años (como mínimo), lo hará a través del cable de la ESPN.

Llama la atención que en Estados Unidos pase algo parecido a lo que ocurre aquí en España. Durante años, la audiencia en este país ha ido creciendo exponencialmente conforme los triunfos de Nadal se hacían más grandes pero que fuera de él, el público pegaba la espantada. Esto es algo que yo mismo publiqué en esta página hace apenas tres meses en este artículo.

USA se ha caracterizado siempre por ser un país con una amplia repercusión tenística y siempre tenían a grandes tenistas copando los puestos altos de la clasificación. Desde que Agassi y Roddick (éste último en menor medida) se retiraran, Estados Unidos no ha dispuesto de un referente que hiciera que el público se pegara a la pantalla para ver el tenis a pesar de que vivimos desde hace unos años con una rivalidad histórica entre Rafael Nadal, Roger Federer y Novak Djokovic.

ESPN, la cadena por cable, se ha hecho con los derechos del US Open contando desde el año que viene y por los próximos 11 años por un montante de 825 millones de dólares. CBS no pudo hacer nada frente a esta oferta y es que el cable se está llevando la mayoría de eventos deportivos en el país (algo parecido a lo que viene sucediendo aquí).

Sean McManus, director de deportes de CBS se mostró contrariado por esta noticia. "ESPN hará un trabajo terrible. Quizás algún día US Open vuelva a la CBS", comentó. Y es que CBS quiere al US Open como si fuera un hijo, después de tantos años, a pesar de que las audiencias han bajado notablemente. En 2002, la final entre Agassi y Sampras fue vista por 9,4 millones de personas, a partir de ahí, fue bajando. En 2005, la final entre Agassi y Federer captó la atención de 7,1 millones de espectadores y desde que la final se emite en lunes (como la de este año), ningún partido ha reunido a más de 3,4 millones de personas.

En chicas la audiencia es mayor gracias a Serena Williams, pero también se ha producido una bajada en los últimos años. La final entre las hermanas Venus y Serena del año 2001 obtuvo una audiencia de 10,1 millones de espectadores. En los últimos años, las finales de Serena reunieron una media de 5,4 millones. Cuando ella no estuvo en la final, apenas 2 millones se reunieron frente al televisor.

"Habrá un día en el que aparecerá un nuevo Sampras o un nuevo Agassi", comenta McManus. "Y las audiencias volverán a subir en USA", remata. Por los próximos 11 años, con un nuevo estadounidense en el top mundial, no se verá por la CBS.

Comentarios recientes