La nueva Caroline Wozniacki

La exnúmero 1 del mundo está jugando un tenis exquisito y es la favorita a lucharle el título a Serena Williams. Wozniacki está de vuelta y aspira a todo.

Wozniacki festejando un triunfo
Wozniacki festejando un triunfo

En el tenis nada es casualidad. Cuando se trabaja de forma responsable y con plena consciencia los resultados suelen llegar. Esto mismo es lo que le está pasando a Caroline Wozniacki que se vuelve a encontrar en plena forma física, mental y con las mejores sensaciones tenísticas. Fruto de esto es que logró meterse en semifinales de un Grand Slam por primera vez en tres años.

La danesa superó la ruptura con el golfista McIlroy. Cuando estaban a punto de casarse, la relación dio un giro de 180 grados y cancelaron todos los planos para separarse y cada uno poder seguir con su vida privada y profesional de manera individual. Fue un palo duro para la danesa que no se esperaba este desenlace pero que hizo que se centrara al cien por cien en su tenis.

Para intentar olvidar rápidamente lo sucedido decidió despejar la mente y mejorar su condición física. Hoy está totalmente volcada en este aspecto y es una de las prioridades que tiene en su día a día. "Ahora paso mucho tiempo en el gimnasio. Corro mucho. Eso me hace estar de mejor humor”, comentó Wozniacki. Esto se le nota. Está entera físicamente, vuela sobre el cemento de Estados Unidos y está a un paso de jugar su segunda final en Nueva York después de la perdida en 2009 ante Kim Clijsters.

Pero no solo físicamente ha mejorado sino que tenísticamente está mejor. Más regular, sigue proponiendo un juego variado con solidez desde el fondo y agresividad en el momento que toca. No se desespera, tiene paciencia, corre y toma la iniciativa cuando debe. Su juego no ha variado demasiado pero sí es cierto que está cosechando lo que viene trabajando duro desde hace meses.

Desde que terminó Roland Garros hasta ahora ha cosechado grandes resultados en pocas semanas y en diferentes superficies. Sobre césped hizo semifinales en Eastbourne y octavos en Wimbledon. Luego pasó a la pista dura para levantar título en Estambul, cuartos de final en Montreal y semifinales en Cincinnati para ahora colarse también entre las cuatro mejores en Nueva York.

Wozniacki es seria candidata a jugar la final pero lo que sí es cierto es que está un escalón por debajo de la máximma favorita al título, Serena Williams. La danesa, íntima amiga de la número uno del mundo, se enfrentó a Serena en dos ocasiones en el último mes y en ambas dio guerra, ganó el primer set pero no aguantó el ritmo de la norteamericana. A pesar de esto, está cada vez más cerca y ahora está para creerse que puede romper esta racha y ganar su primer Grand Slam de su carrera.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes