La inestabilidad del tenis femenino

Con su derrota, Kvitova -campeona de Wimbledon- se une a Halep, Radwanska, Ivanovic y Kerber como top 10 eliminadas antes de 1/8 en el US Open

Os venía leyendo estos últimos días en el foro comentar que cosas como éstas y la falta de una regularidad en ciertas tenistas es lo que hace principalmente que se pierde interés por el tenis femenino y es que con la derrota de Petra Kvitova a manos de Aleksandra Krunic son varias las top 10 que no han conseguido llegar a la segunda semana en el US Open. Halep, Ivanovic, Kerber y Radwanska quedaron por el camino. ¿Qué sucede con el tenis femenino?

"No sé qué está ocurriendo. Creo que es el tenis femenino", comentaba Kvitova, muy seria durante su rueda de prensa tras la derrota. "Si miro este año, en todos los Grand Slams han habido grandes sorpresas. Ha sido lo mismo aquí. Creo que el nivel entre las jugadoras es muy similar. Cualquier chica puede derrotar a una de las que están en el top, es muy difícil mantenerse en el top", recalcaba. Hay que remarcar que el cuadro masculino ha transcurrido sin sorpresas ya que todo el top 10 sigue vivo en tercera ronda y 18 de los primeros 20 también se mantienen con vida en este US Open.

"Ellos también tienen presión, como nosotras, pero está claro que ellos la saben manejar mejor", explicaba la checa. Resulta raro ver cómo muchas de las chicas que venían haciéndolo genial en las últimas semanas se despiden tan pronto en un torneo como es el US Open. Existe o bien, una falta de motivación/concentración de las jugadoras top, o una crencia mayor por parte de jugadoras de segunda fila como Krunic, Makarova, Bencic o Peng en que pueden derrotar a las grandes en este tipo de torneos.

"Estoy tan acostumbrada a jugar torneos pequeños que no he pensado en que podía derrotar a Kvitova hasta que tuve tres bolas de partido", cuenta Krunic. "En serio, estaba muy concentrada en ir punto a punto que no me di cuenta del resultado". Y es aquí donde puede estar la clave. Kvitova sabe de esa tensión que circula por el ambiente de tantas jugadoras grandes cayendo en las primeras rondas de los Grand Slam que se pone esa presión sobre ella y se tensa más. Por el contrario, está la jugadora que piensa en ir punto a punto y no posee esa presión que le impide rendir a su máximo nivel.

Aunque existen algunas excepciones como Serena Williams (a pesar de que ha tenido altibajos este año). La norteamericana casi siempre suele estar ahí en los torneos importantes. Este año, observamos a otra chica que mantiene una regularidad excepcional como es la canadiense Eugenie Bouchard, semifinalista en el Open de Australia y Roland Garros y finalista en Wimbledon, sigue viva y ya está en octavos.

Llama mucho la atención casos como los de Halep, que prácticamente estaba siendo la mejor este año y desde que consiguió ser número 2 su nivel ha bajado considerablemente. Cibulkova, finalista en el primer Grand Slam de la temporada y no se le ha vuelto a ver en rondas finales de torneos grandes. Na Li, algo parecido, ganó el Open de Australia y el resto del año desaparecida.

Esperemos que poco a poco las tenistas top empiecen a ser más regulares y mantengan un buen nivel por bastantes semanas y que de esta forma evitemos ver a tenistas que llegan al top mundial para verlas caer en el ranking poco tiempo después. Sólo así el tenis femenino podrá seguir creciendo y atraer el público que atrae el masculino.

Comentarios recientes