Carla Suárez quiere seguir con vida

La canaria es la única superviviente de la Armada femenina en Nueva York y hoy tiene la posibilidad de meterse en la tercera ronda del US Open.

La mejor raqueta del país y la decimosexta del mundo quiere seguir su particular paso a paso tenístico y hacerse un hueco entre las 32 mejores del campeonato en el tercer turno de las 11:00 y en la pista 11. Será el segundo duelo entre ambas ya que chocaron en este mismo torneo, en la misma ronda pero un año atrás. Carla quiere seguir avanzando en Nueva York.

La canaria no quiere dejar escapar las buenas sensaciones que le está dando este 2014. Está asentada entre las 20 mejores jugadoras del mundo, es una de las tenistas que más partidos ganó en el año (43) y está mostrando una regularidad que habla del buen momento que está pasando.

El presente curso levantó su primer torneo profesional tanto de individuales como de dobles (formando dupla con Garbiñe Muguruza) y alcanzó el mejor ranking de su vida (14º). En este mismo puesto se encuentra en la carrera de campeonas hacia Singapur. Por lo que, si quiere soñar con un puesto entre las ocho mejores del mundo, todas las opciones pasan por sumar un buen puñado de puntos en Nueva York.

Sin embargo, este no debe ser el pensamiento de Carla ni del equipo técnico. No piensan en el más allá sabiendo que tienen una batalla cada día. El tenis profesional no descansa, apenas deja tiempo para el respiro y poner la mente en un torneo que a día de hoy está lejos de conseguirse, es descuidar lo realmente importante: el US Open.

Carla consiguió en 2013 llegar hasta los cuartos de final en el último Grand Slam del año. Se siente cómoda en la pista rápida. Se ha tenido que adaptar a las circunstancias del circuito y más del 80% de los torneos los compite en esta superficie. No por elección, sino por imposición. Así está confeccionado el calendario y Carla ha sabido acomodar su tenis a lo que la pista rápida demanda.

La única representante española sale con ganas a la pista y quiere meterse un nuevo triunfo en el bolsillo. Tendrá la tribuna en contra pero a todo un país detrás pendiente de ella.

Comentarios recientes