Un revés para la eternidad

The New York Times dedica un especial gráfico al revés de Stan Wawrinka, un prodigio de técnica y potencia que deja datos sorprendentes

Es un golpe digno de estudio. Una proeza de la evolución, la técnica y el aprovechamiento de los materiales más avanzados, pero por encima de todo un tiro esencial, un talento natural para golpear el lado menos hábil y preponderante dentro de una pista de tenis. Es el revés de Wawrinka, quien, junto a Richard Gasquet, es de los escasísimos jugadores que tienen mejor revés que drive.

Así presenta The New York Times su particular radiografía de un golpe -revés a una mano- al que define como el swing más elegante del tenis, y cuyo punto más álgido no es el presente. Antaño utilizado entre un numerosísimo grupo de jugadores, entre ellos campeones como Vilas, McEnroe, Lendl o Sampras, actualmente está en recesión. Casualmente, en pleno siglo XXI, el revés a una mano cuenta con, probablemente, los dos exponentes más singulares. Uno de ellos, el del tenista de Lausanne.

Así lo recoge una de las diapositivas, donde solamente 13 jugadores del top-50 golpean a una mano el revés -la foto indica 14, incluyendo a Florian Mayer, confundiéndolo con Leo Mayer-, y donde solo dos mujeres así lo hacen -Carla Suárez y Roberta Vinci-.

"El revés de Wawrinka generó mas potencia y velocidad que ningún otro en Wimbledon", superando a Dimitrov, Djokovic, Nadal, Federer y Ferrer. Al borde de las 1900rpm (revoluciones por minuto), no ha habido un revés a una mano más potente en toda la historia, acotando, por supuesto, a unos años donde los materiales van ayudando.

La sensación es impactante. Cuando la pelota sale de la raqueta de Wawrinka, en cualquier dirección, sale despedida con el ánimo de un golpe ganador. Algo realmente asombroso y que permite a Stan ser un jugador increíblemente potente, seguramente uno de los 3-4 más potentes del mundo. El reportaje prosigue:

"El revés de Wawrinka es capaz de generar más spin que los drives de Federer y Djokovic". Del mismo modo, las bondades y virtudes del revés a una mano van desde una mejor cobertura de pista, más sensibilidad para la volea, el drop -dejada- y el slice -cortado-, teniendo mayor dificultad en la consistencia a la hora de devolver repeticiones de tiros muy cargados.

Comentarios recientes