Le rompieron las ‘piernas’

A Daniel Caverzaschi, número 1 de España en tenis sobre silla de ruedas, le destrozaron la silla de ruedas en un vuelo y estará más de 90 días sin poder moverse.

Daniel Caverzaschi, número 1º de España y 28º del mundo, de tenis en silla de ruedas vio como una aerolínea aérea le destrozaba su silla de ruedas en un vuelo. La respuesta de Air Europa fue que tendrá una silla nueva pero dentro de tres meses. El tenista pidió soluciones para saber qué hacía en estos 90 días de espera y desde la aerolínea no le contestaron nada. “Sigo sin silla, sin poder moverme y Air Europa aún no contesta nada”, explicó a través de Twitter. La gente se volcó con el tenista mientras las redes sociales están que arden con la historia de la aerolínea que le cortó la movilidad.

“¿Cómo puede ser que se destroce así una silla de ruedas? Las sillas son nuestras ‘piernas’”, comentaba Daniel indignado. El tenista iba en un vuelo dirección a Londres para luego ir a Warwick ya que se graduaba en Económicas en la Universidad en la que estudia desde hace cuatro años. Pero la compañía no le dejó que la fiesta sea en paz: le destrozaron la silla de ruedas y hasta dentro de tres meses no tendrá una nueva.


Daniel mostró su descontento a través de Twitter: “Hoy es mi graduación y así ha quedado mi silla después del avión: destrozada”. El tenista también reclamaba sus derechos y exigía soluciones a la aerolínea que parecía que hacía caso omiso a las palabras de Daniel. “No es solo esta graduación, son los próximos meses. No sé qué voy a hacer sin silla”, se lamentaba mientras colgaba las fotos enseñanado los destrozos que le habían ocasionado en la silla de ruedas.

Con los tuits de Daniel la gente empezó a preocuparse por el tema y rápidamente se dispersaban por las redes sociales. En pocas horas consiguió más de 4000 retuits y muchos aficionados y seguidores le mostraban su apoyo y se sumaban a las protestas del tenistas en contra de la aerolínea. “No es solo el valor de la silla (más de 4000 euros) también es el valor de mi vida en los próximos meses. ¿Alguna solución Air Europa?”, seguía insistiendo el tenista.

Porque éste inconveniente puede partirle por completo sus planes tanto personales como profesionales. Un parón de tres meses es demasiado tiempo para quedar varado como ya le ocurrió en una ocasión cuando en un vuelo también le rompieron la silla y estuvo varias semanas apartado de las pistas por un mal cuidado del material por parte de algunas aerolíneas aéreas. “¿Qué se hace mientras?” se pregunta Dani mientras coge una de las ruedas de la silla y se lamenta: “Qué destrozo, ¡por favor!”.


Daniel se ha beneficiado recientemente de unas ayudas de empresas que apostarán por él y financiarán su carrera al menos hasta los Juegos Paraolímpicos de Rio de Janeiro en 2016 donde el tenista quiere luchar por una medalla olímpica. “Este acuerdo llega en un momento decisivo en mi vida. Estaba terminando la carrera que estaba estudiando en Inglaterra y tenía el dilema de incorporarme al mundo laboral, donde tenía buenas opciones, o seguir con mi pasión, que es el tenis pero los apoyos con los que contaba hace unas semanas eran muy escasos. Compito con jugadores que, con el mismo ranking que yo, tenían una financiación importante para seguir adelante“, explicaba el tenista en industriadeltenis.com.

Sus sueños de triunfar en el tenis siguen intactos, quiere lograrlos y trabaja a diario para ello. Mientras espera una solución de urgencia por parte de Air Europa no quiere quedarse frenado. Aunque parece que, de momento, lo obligan a ello.

Comentarios recientes