Argentina, preocupada por jugar la Copa Davis en Israel

La Asociación Argentina de Tenis ha expresado a la ITF su preocupación por la seguridad en Israel, a donde los argentinos deben acudir con motivo de la Copa Davis

La Asociación Argentina de Tenis ha comunicado a la ITF su preocupación por la situación actual en Tel Aviv, donde Israel y Argentina deben jugar la eliminatoria de permanencia en el Grupo Mundial de la Copa Davis. A día de hoy, existen varias posibilidades, pero Arturo Grimaldi (presidente de la AAT) lo tiene claro: “Si la ITF dice que hay que ir a jugar, tendremos que ir a jugar”.

El conflicto entre Israel y Palestina también tiene consecuencias en el tenis. Entre el 12 y 14 de septiembre, está previsto que el estadio Nokia Arena de Tel Aviv acoja la eliminatoria de permanencia en el Grupo Mundial de la Copa Davis entre Israel y Argentina. El equipo de Martín Jaite aspira a mantenerse en la máxima categoría de la Davis sobre pista dura cubierta, la superficie elegida por los israelíes.

Sin embargo, la Asociación Argentina de Tenis y sus jugadores están preocupados por la seguridad que pueda ofrecer Israel en las circunstancias actuales. Arturo Grimaldi, presidente de la AAT, ha explicado el caso en declaraciones a TyC Sports: “Nosotros creemos que la situación no está para tener el mejor ánimo para jugar en Tel Aviv. Hemos manifestado nuestra preocupación ante la ITF. Ha sido el segundo comunicado y ellos se han comprometido a tomar una decisión en los próximos días, antes del viernes. Si no se toma la decisión en los próximos días, es imposible cambiar de sede”.

Según Grimaldi, hay dos posibilidades de no jugar en Tel Aviv: “que Israel renuncie a la localía, y en este caso jugaríamos en Argentina y ellos podrían ser locales dos veces (seguidas) en el futuro, o que no renuncien a la localía y elijan otro lugar de juego. Por decir algo, Atenas (Grecia)”.

Argentina.

Grimaldi ve “muy lejana” la posibilidad de jugar en Buenos Aires: “La ITF es muy reacia a tomar una decisión de ese tipo. Si la ITF dice que hay que ir a jugar, tendremos que ir a jugar”, ha reconocido.

Héctor Romani, vicepresidente de la AAT, también ha analizado la situación en ESPN Radio: “Nosotros no mandamos una nota a la ITF para que se cambie de sede, la mandamos para que se tome una determinación. Que decidan y pongan tiempos. Reglamentariamente, nosotros lo tenemos muy claro. El problema es que la ITF tiene que determinar los tiempos, y nosotros creemos que los tiempos son escasos porque estamos a menos de 60 días de jugar”.

Jaite.

Según Romani, existen múltiples opciones a día de hoy:

  • Jugar en Tel Aviv.
  • Que Israel decida jugar en terreno neutral y mantenga todos los derechos como local.
  • Que Israel ceda la localía a Argentina, que pasaría a tener todos los derechos como local.
  • Que la ITF decida que se juegue en terreno neutral e Israel mantenga los derechos como local. Si Israel no aceptara jugar en un lugar neutral, ambos países se considerarían visitantes en la eliminatoria.
  • Que la ITF ofrezca la localía a Argentina.

“En la ITF nos dicen permanentemente que están muy preocupados y tienen equipos de seguridad que están trabajando e informándoles. Vamos a pedirle a la ITF que tome una decisión antes de final de mes. Todos estamos muy preocupados porque la situación es desagradable”, ha declarado el vicepresidente de la AAT.

Comentarios recientes