La odisea de Mannarino hacia el US Open

De Wimbledon a la fase previa de un Challenger en Ecuador. Miles de kilómetros contrarreloj para alcanzar el cuadro principal del US Open. Es la historia de Mannarino

Adrian Mannarino.
Adrian Mannarino.

Recién eliminado de Wimbledon, Adrian Mannarino viajó urgentemente a Ecuador para jugar la fase previa de un Challenger que le permitiera acceder directamente al cuadro principal del US Open. Superando muchas vicisitudes, el tenista francés logró su objetivo.

La reciente aventura de Adrian Mannarino vuelve a mostrar el lado más duro del tenis profesional. El jugador francés, un habitual en torneos de nivel ATP, llegó a ser el número 49 del mundo en 2011. Alcanzó la cuarta ronda de Wimbledon hace un año. Ha derrotado a Juan Martín del Potro, Gilles Simon y Philipp Kohlschreiber. Sin embargo, sus malos resultados a lo largo de esta temporada han provocado su caída en el ranking.

Tras ser eliminado de Wimbledon en la segunda ronda, Mannarino decidió viajar inmediatamente a Ecuador para jugar la fase previa del Challenger de Manta. Su objetivo era tener un ranking suficiente para acceder al cuadro principal del US Open, cuya lista de jugadores se cerraba este lunes. El tenista francés ha contado su historia en el diario L'Equipe:

“Todo sucedió muy rápido. Perdí el jueves en la segunda ronda de Wimbledon contra Robredo. Sabía que mi ranking iba a bajar (hasta el 110, aproximadamente) así que no entraría en el cuadro principal del US Open (top 104). Iba a hacer el control antidoping cuando Eric Prodon (su entrenador desde Roland Garros) me dijo: ‘Mañana nos vamos a un Challenger en Ecuador’. Al principio, no me agradó la idea del todo. Llamé al director del torneo y le pregunté si quedaba alguna wildcard libre, pero me dijo que prefería dársela a jugadores locales, lo cual es muy lógico”.

mannarino.

Al día siguiente (viernes), Mannarino y Prodon viajaron a Ecuador desde Londres. Casualmente, era el cumpleaños del entrenador. Al no recibir una wildcard, el tenista francés debía competir en la fase previa del Challenger que comenzaba el sábado: “Pregunté si podía jugar mi primer partido de la previa lo más tarde posible. Por supuesto, lo programaron el primero al mediodía contra un ecuatoriano. Y me quedé asombrado al ver que las wildcards del cuadro principal no fueron dadas a jugadores locales, sino a dos estadounidenses y un chileno. No jugué bien al comienzo, me preguntaba qué diablos estaba haciendo allí. Tuve que coger un taxi para llegar al club y comprar mis botellas de agua para los partidos”.

“Afortunadamente, Eric estaba conmigo. Viajamos el día de su cumpleaños, que podría haber celebrado con sus amigos en París. Fue algo que me emocionó. Él siempre estaba de buen humor. Me ayudó a retroceder y ver las cosas con perspectiva, a tragarme el orgullo y ser humilde, porque tiendes a volverte un poco consentido cuando sólo juegas torneos ATP. Siguió diciéndome que era un torneo Challenger, que si estaba allí era porque no estaba en el top 100 y necesitaba al menos llegar a la final para estar en el cuadro principal del US Open. Además, el día que gané la semifinal no me dejó calcular si llegar a la final era suficiente o no para estar en el cuadro principal del US Open. Jugué la final sin saberlo”. Mannarino ganó al argentino Guido Andreozzi, proclamándose campeón del Challenger de Manta y sumando 83 puntos que le permitían lograr su objetivo.

mannarino.

Esa misma noche, Mannarino y Prodon viajaron en autobús durante tres horas y media hasta llegar a Guayaquil. Allí, a las 6 de la mañana, cogieron un vuelo a Miami, donde esperaron 4 horas antes de que otro avión les llevara a Boston. Ya sólo faltaban unas horas de coche para llegar a Newport, donde el tenista francés competía unos días después: “Me dolía todo. La hierba en Newport es muy blanda, muy diferente a la de Wimbledon. Jugué mi primera ronda sin problemas, muy relajado, y fue bien. Pero en la segunda ronda me vine física y mentalmente abajo”.

Tras esta odisea, Adrian estará con los mejores tenistas del mundo en Nueva York entre el 25 de agosto y el 8 de septiembre. Allí tendrá el reto de igualar o superar la tercera ronda que alcanzó hace un año. Antes, el fino zurdo francés recorrerá muchos miles de kilómetros junto a su entrenador y sus raquetas. Una de sus próximas paradas será el Challenger de El Espinar, que se disputa del 26 de julio al 3 de agosto. Así transcurre la vida de uno de los 100 mejores tenistas del mundo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter