Alexander Zverev devora el ranking ATP

Alexander Zverev, exnúmero 1 del mundo júnior, pegó la mejor escalada de la semana: 380 puestos en el ranking y ganó su primer Challenger. Crece a fuego rápido.

Alexander Zverev protagonizó la mayor subida de la semana en el circuito de la ATP tras conseguir su primer Challenger en Braunschweig, Alemania. A sus 17 años el alemán escaló 380 puestos en tan solo una semana pasando del puesto 665 al 285 del ranking mundial. Zverev, exnúmero uno del mundo, está quemando etapas a pasos acelerados y ya empieza a codearse con los mejores del mundo. Un diamante en bruto que sigue creciendo.

“Es estupendo. No esperaba ganar aquí. He ganado a tres jugadores Top 100 (Tobias Kamke, Andrei Golubev y Paul Henri Mathieu) y no había ganado a ninguno antes. Es estupendo para mi por la forma en la que he jugado y estoy muy feliz de lograr la victoria”, comentaba Zverev al acabar el torneo. Obviamente no esperaba hacerse con el título. Entro al Challenger que reparte 106,500 euros con una invitación del torneo y terminó alzando el trofeo de campeón. Algo muy poco frecuente en el circuito.

Además el título tuvo un sabor más dulce por la cantidad de puntos que consiguió. En toda su carrera solo había conseguido 6 y en menos de 7 días se hizo con 125. Hecho que, evidentemente, le hace llegar a su mejor puesto en el ranking, 285º. "[Entrar en el Top 300] de este modo y no a través de los Futures y torneos más bajos es incluso mejor. He demostrado que puedo jugar a este nivel y estoy muy contento de que haya pasado tan deprisa”, explicaba en la página oficial de la ATP.

Y es que Zverev no se achica jamás. Tiene nivel para estar bien arriba y esta semana lo demostró. En la final se cargó al número 89º de la clasificación el francés Paul Henri Mathieu. "Paul es un gran jugador. Es casi una leyenda para mi. Fue el No. 12 del mundo. Que haya vencido a alguien como él es increíble. No lo entiendo todavía”, comentaba eufórico tras el triunfo.

El 2014 comenzó de la mejor manera para el alemán que ya daba señales que este año sería el del gran despliegue. Ganó el prestigioso torneo de Traralgon antes de aterrizar en Melbourne a jugar el Grand Slam júnior. Era el gran favorito en Melbourne Park y confirmó las apuestas, ganó el Australian Open. El circuito júnior parecía que se le quedaba chico y dio el salto a los Futures, Challengers e incluso previas y cuadros finales de torneos ATP. Todos bajo invitación.

A día de hoy está demostrando que puede pelear contra jugadores de mayor experiencia y mejor ranking. De tenis va igualado o mejor como enseñó al mundo esta semana en Alemania. Zverev con el triunfo en el Challenger, se convirtió en el jugador número 12 más joven en la historia del tenis en conseguir su primer título de Challenger y es uno de los 16 jugadores que ha logrado levantar uno de estos títulos antes de llegar a la mayoría de edad.

Comentarios recientes