Previa final Wimbledon: Kvitova v. Bouchard

Wimbledon busca Reina y Petra Kvitova o Eugenie Bouchard van a por el título. A partir de las 14:00 chocarán en busca de la máxima gloria en el tenis.

Petra Kvitova y Eugenie Bouchard buscarán el título más prestigioso del tenis, el trofeo en Wimbledon. A partir de las 14:00 (hora local), checa y canadiense chocarán por primera vez en un Grand Slam en un encuentro que pinta de máxima igualdad. Kvitova ya sabe lo que es levantar trofeo en la Catedral y Bouchard se estrena en una final de Grand Slam. Una final de infarto y abierta.

En Toronto de 2013 se enfrentaron y la checa sacó de la pista fácilmente y en dos sets a la canadiense. Partido cómodo (6-3, 6-2) donde Kvitova impuso su ritmo y la experiencia para ganar. ¿Qué tiene que ver este encuentro con el de esta tarde? Poco. Por no decir nada.

La ‘Genie’ Bouchard de este año nada tiene que ver a la que se vio por el 2013. Rondaba el ránking número 60º por aquel entonces y entró al cuadro principal gracias a una invitación de la Organización. La gente quería ver a esa canadiense rubia que había logrado conquistar Wimbledon júnior un año antes, en 2012.

Hoy Bouchard es otra jugadora. Una de las mejores y mas regulares del 2014. Una chica que a nada le teme, no se asusta ante ningún rival ni hay escenario que le imponga. Es una joven que está dispuesta a comerse el mundo, a sus compañeras y a cualquiera que se le ponga delante. Tiene una ambición fuera de lo normal y está decidida a buscar su primer gran título.

La final significa para ella el mayor logro de su carrera. A sus 20 años tiene la posibilidad de volver a ganar en la Catedral del tenis y esta vez como ‘mayor’. Ya lo hizo hace apenas dos años en la modalidad de júnior y hoy tiene la posibilidad de hacerlo como lo hicieron jugadoras de la talla de Stefi Graff, Martina Navratilova, Chris Evert o Serena Willams entre otras. Una muestra de que esta tenista quema etapas de forma acelerada y sabe bien lo que quiere. Además, levantar el título significaría ser la primera canadiense en la historia del tenis en ganar un Grand Slam

Interesante será ver cómo gestiona tantas emociones de golpe y en un solo partido. Todo lo que acarrea esta final puede jugarle una mala pasada si empieza a pensar más de la cuenta. Además, enfrente tendrá a una jugadora experimentada. Y vaya si lo es: ganadora de Wimbledon en 2011, siete torneos WTA y más de 8 años de profesional en el circuito.

Un recuerdo imborrable aquel de tres años atrás cuando se consagraba en el mismo escenario que hoy la verá jugar su segunda final de Grand Slam. Todos son buenos recuerdos. Haber ganado en la pista central es sinónimo de entrar con un aire de confianza, de tranquilidad a pesar del momento.

La checa es una de esas jugadoras peligrosas en pasto. En Wimbledon saca siempre sus mejores resultados y sus tiros se vuelven misiles complicados de contrarrestar. Firme de derecha, gran revés cuando se monta sobre la pelota y un saque plano y con slice que, usando el factor de zurda, hace daño a cualquier rival.

Una preciosa final para ver a esta canadiense que es un aire fresco en el circuito y una de las jugadoras llamadas a dominar el tenis femenino en los próximos años. Una adolescente que se hace grande a pasos agigantados y que muestra una madurez impropia de una chica de solo 20 años. Inconformista de nacimiento y ambiciosa como pocas sabe que tiene una chance para aprovechar y no se va a achicar.

Enfrente la voz de la experiencia. Una checa que viene de menos a más. Que intentará de entrada ponerse firme y mostrarle a la novata quién es la que manda ahí. Quién es la que sabe lo que es ganar un Grand Slam y quién será la que intentará llevar la iniciativa del partido. Una final a cara de perro entre dos bestias competitivas. Wimbledon busca reina.

Comentarios recientes