Eugenie Bouchard, lista para ser reina

Con 20 años, la canadiense Eugenie Bouchard ha dado un paso gigantesco en la WTA y sus señas de identidad son las de una gran campeona

Eugenie Bouchard.
Eugenie Bouchard.

A sus 20 años, Eugenie Bouchard es una cabeza visible del relevo generacional en el circuito WTA. Ganadora, competitiva, mediática, ambiciosa, con un techo desconocido. ‘Genie’ ha dado un salto gigantesco en 2014 y está lista para luchar por el trono del tenis femenino.

20 años y una regularidad en grandes citas que asusta. Semifinalista en los tres Grand Slams jugados este año. Las pistas duras de Melbourne, la tierra batida de París y la hierba de Londres. En todas ellas, Eugenie Bouchard ha formado parte del póker final de candidatas al título.

Esta joven canadiense de Quebec, fan de su compatriota Justin Bieber, crece a un ritmo que tambalea el orden establecido en el circuito WTA. A pesar de que dos veteranas como Serena Williams y Na Li encabezan el ranking, el proceso de cambio generacional en el tenis femenino es evidente. Junto a Simona Halep, su rival de hoy en las semifinales de Wimbledon, Bouchard encabeza este relevo.

Es la más joven del top 20 mundial y la sexta mejor jugadora del año (cuarta si alcanza la final en Londres). Pero más allá de los números, la enorme proyección de Bouchard se mide por un tenis moderno y completo acompañado de un carácter ganador y ambicioso. Inconsistente hasta ahora en torneos menores, Bouchard crece notablemente en las grandes citas. Sello de una campeona.

Ya no es una junior mediática con una imagen promocionada por grandes multinacionales. Eugenie habla alto en los grandes estadios de todo el mundo con el apoyo, presencial o a distancia, de la ‘Genie Army’ (el ejército de Genie).

genie army.

Foto: The Associated Press.

Sin embargo, Bouchard recuerda el título de campeona junior de Wimbledon 2012 como su éxito más especial: “A día de hoy, es el logro de mi carrera del que estoy más orgullosa. Me impulsó al circuito profesional”, declaró ayer tras alcanzar las semifinales del cuadro principal.

Acostumbrada a ganar, la canadiense no tiene vértigo a las alturas y asume el relevo generacional con naturalidad: “Es una evolución normal de las cosas. Cuando las grandes campeonas se hacen mayores, las nuevas llegan”.

Bouchard es el tipo de jugadora capaz de levantarse ante la adversidad con un tenis agresivo que resulta imparable para la mayoría del circuito. Especialmente, en los grandes torneos. La canadiense es consciente de esta fortaleza, otro signo distintivo de grandeza: “Cuando intento ir a por el punto, es algo que normalmente juega a mi favor, así que siempre voy a intentar hacerlo”.

bouchard.

Tras un año (2013) de adaptación al profesionalismo, Eugenie Bouchard transmite una seguridad que confirma en la pista con su raqueta. Tres semifinales consecutivas de Grand Slam y su primer título profesional en Núremberg lo certifican.

20 años cumplidos en febrero. Toda una vida tenística por delante y síntomas inequívocos de campeona. Quizá, tan pronto como este domingo en la pista central de Wimbledon. Con o sin un gran éxito en Londres, la ambición de Eugenie se trasladará a Montreal y a la academia en Florida de su entrenador Nick Saviano. Allí se forja Bouchard para ser reina.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes