Raonic despierta a Kyrgios

Un día después de eliminar a Rafael Nadal, Nick Kyrgios no pudo con Milos Raonic. El canadiense será el rival de Roger Federer en las semifinales de Wimbledon

Milos Raonic supera a Nick Kyrgios en los cuartos de final de Wimbledon: 6-7(4), 6-2, 6-4 y 7-6(4). El joven tenista australiano, más irregular que ante Rafael Nadal, decayó tras el primer set. Raonic accede a sus primeras semifinales de Grand Slam, donde se enfrentará a Roger Federer.

Tras una gran hazaña, la inexperiencia suele castigar a los héroes. 24 horas después de tumbar a Rafael Nadal, Nick Kyrgios no se libró de esta ley no escrita del tenis. El emergente jugador australiano apareció en la pista 1 del All England Lawn Tennis Club con los mismos cascos rosas y semblante concentrado, pero su partido ante Milos Raonic era muy diferente al del día anterior.

En primer lugar, porque los focos de Wimbledon alumbraban la pista central, donde Roger Federer y Stan Wawrinka libraban su batalla. Incluso Rod Laver, la leyenda australiana, observaba el duelo suizo lejos de su joven compatriota. Y en lo tenístico, Raonic era un rival antagónico a Nadal.

raonic.

El cañón del canadiense (39 saques directos) tuvo más pólvora que el de Kyrgios (15). La segunda gran diferencia respecto al día anterior fue la menor efectividad del saque del australiano. Raonic contrarrestó la potencia de Kyrgios mejor que Nadal. Sus devoluciones tras primer servicio fueron más profundas y agresivas, especialmente con su derecha. Así lo reflejan los números. Contra Nadal, Kyrgios ganó el 83 por ciento de puntos tras primer saque. Ante Raonic, el porcentaje bajó a 67.

En el primer set, Milos ya gozó de cuatro oportunidades de break, pero Kyrgios volvió a jugar los puntos importantes como un grande y aprovechó un resquicio para adjudicarse el tie-break.

kyrgios.

Sin embargo, la brecha fue insalvable para Nick a partir de entonces. La fiabilidad de Raonic al servicio (sólo cedió dos puntos en el segundo set) contrastaba con la de Kyrgios. Sin un saque tan determinante, el australiano jugaba muy acelerado y Milos tomaba el mando del partido.

Un momento aciago del canadiense al servicio dio vida a su rival en el tercer set, pero Raonic enderezó el rumbo de inmediato. Kyrgios, un animal competitivo, se agarró a Wimbledon en una situación límite, pero su rival, más experimentado y regular hoy, certificó la victoria con un saque directo en el desempate de la cuarta manga.

Raonic, en progresión lenta pero estable, alcanza su primera semifinal de Grand Slam. Federer le espera el viernes en la pista central de Wimbledon. Para Kyrgios, de 19 años, llega el momento de huir de los halagos y confirmarse fuera de la hierba.

stats.

Comentarios recientes