Djokovic reacciona a tiempo y se mete en semifinales de Wimbledon

El serbio remonta dos sets a uno en contra al croata Marin Cilic y se cuela en semifinales de Wimbledon. La clave: un cambio de zapatillas

Djokovic remontó una desventaja de dos sets a uno
Djokovic remontó una desventaja de dos sets a uno

El serbio Novak Djokovic supo reaccionar a tiempo cuando se encontraba totalmente perdido y con dos sets a uno en contra. Finalmente, consiguió vencer a Marin Cilic por un marcador de 6-1, 3-6, 6-7, 6-2 y 6-2. El serbio no alcanzaba a conectar sus golpes y no dejaba de resbalar sobre la hierba de la Pista 1 de Wimbledon. Ni Becker ni Vajda, un nuevo par de zapatillas en el momento justo, toda la ayuda que necesitó para darle la vuelta al encuentro.

Djokovic comenzó golpeando primero. Cilic no atinaba a conectar su saque y el serbio supo aprovechar esta circunstancia. Nunca es fácil saltar a pista y ponerte a jugar contra un tenista con el que has perdido siempre que has jugado, y eso le pasó al croata, que vio como el de Belgrado se apuntaba la primera manga de manera impecable y en tan sólo 27 minutos.

En el segundo set, Djokovic seguía a velocidad crucero hasta que llegó ese servicio donde todo cambió. Marin rompía el saque de su rival y se ponía por delante. El croata supo leer lo que el partido necesitaba y lo puso en práctica. Cuando juegas ante jugadores que defienden tan bien como Nole, tienes que tomar riesgos y jugar más ofensivo de lo normal. Cilic lo puso en práctica y le salió a la perfección. El segundo set moría en la orilla de Marin mientras de fondo, se podía oír en la Central los ecos de la victoria de Dimitrov ante Murray.

Cuando no terminas de jugar tu mejor tenis, pones tu atención en la defensa, al menos, para seguir sobreviviendo. Djokovic sabía que su rival había aumentado su nivel a la misma vez que él había bajado el suyo, por lo que intentaba poner todas las bolas que podía en juego intentando mantener el equilibrio al mismo tiempo. Fueron incontables las veces que el serbio se resbaló en este tercer set, llegando a caer en varias ocasiones sobre el pasto, golpeando la red incluso. Cilic tuvo la oportunidad de cerrar el set con 6-5 arriba y saque, pero realizó un juego horrible, llegando a desperdiciar un punto sencillo donde sólo debía empujar la bola al golpear la red con la raqueta. Por suerte para él, supo cerrar el tie break a su favor.

Novak salió con todo en el cuarto. Incluso con zapatillas nuevas, intentando evitar más resbalones sobre la hierba londinensa. Y como si eso hubiera sido la poción mágica de Panorámix, Nole volvió a la senda que le llevó a arrasar en el primer set. Llámenlo efecto mental o como quieran, pero el serbio, con mejores apoyos sobre el pasto, sacó a su rival de la pista a ritmo de saquetazos y de presionar el segundo saque de Cilic, que sólo pudo conseguir dos puntos con este golpe. Set iguales y nos vamos al último.

El quinto set continuó igual que como acabó el cuarto. Con un Djokovic finísimo al servicio y cometiendo pocos fallos. Ya desde el comienzo, rompía el saque a un Cilic que empezaba a ver nubarrones que no pintaban nada bien. El croata intentó cambiar la raqueta buscando la misma suerte que Nole tuvo con el cambio de zapatillas, pero nada parecido, nuevo break en contra que finiquitaba prácticamente el encuentro.

Djokovic supo reaccionar a tiempo y consigue acceder a semifinales donde se enfrentará a una de las sorpresas del torneo, el búlgaro Grigor Dimitrov, que se cargó en sets corridos al campeón defensor, Andy Murray.

"Desde hoy tengo un nuevo par de zapatillas de la suerte", comentaba entre risas al finalizar el encuentro. El de Belgrado reconoció que cambió sus zapatillas porque no encontraba la estabilidad necesaria. "Suerte o no, la cuestión es que cambié de zapatillas y empecé a jugar tan bien como en el primer set", afirmaba. Preguntado por si sabía a quién se enfrentaría en semifinales, Nole reconoció que lo escuchó por los gritos de los fans desde la central. "Para ser honestos, era bastante molesto porque se oía todo y nos desconcentraba a los dos. Pero en fin, me alegro por Grigor, es un gran chico y este año se lo está mereciendo ganando varios torneos en varias superficies. Es el hombre a batir", cerró.

Comentarios recientes