Wawrinka y su talón de Aquiles

Las últimas derrotas del suizo siempre se han dado contra jugadores con revés a una mano. ¿Será esta la debilidad de Stanislas Wawrinka? Feliciano espera

Curioso dato sobre Wawrinka
Curioso dato sobre Wawrinka

Uno de los nombres propios de lo que llevamos de temporada 2014 es Stanislas Wawrinka. El de Lausana ha ganado su primer Grand Slam (Australian Open) y su primer Masters 1000 (Montecarlo), siendo el séptimo jugador que consigue combinar ambos logros (el primero desde que Lleyton Hewitt ganó el US Open 2001 e Indian Wells 2002). El mérito se duplica si se valora que también es el sexto jugador en ganar un Grand Slam y un Masters 1000 en la misma temporada sucediendo a Rafa Nadal que lo logró cuando ganó Roland Garros y Montecarlo en el 2005.

Su sobresaliente desempeño le ha permitido también encaramarse al tercer puesto del ranking y es el único jugador que se encuentra invicto ante el resto de jugadores del top10 (6-0. Desde el año 2000 sólo él este año y Djokovic en el 2011 han llegado al torneo de Montecarlo con un 100% de victorias en sus enfrentamientos contra rivales top10). Definitivamente, el 2014 es, a sus 29 primaveras, el mejor año de la carrera del pupilo de Magnus Norman.

Pero aparte de por sus logros y por su reciente inclusión en el nuevo Consejo de jugadores, últimamente se está hablando de la preocupante racha de resultados que lleva contra jugadores que, como él, ejecutan el revés a una mano.

Analicemos los resultados de Wawrinka conseguidos después de conquistar el Masters 1000 de Montecarlo frente a Federer (otro jugador con revés a una mano, curiosamente).

ATP Mutua Madrid Open: En su primer partido, se ve sorprendido por la joven promesa austriaca, Dominic Thiem (6-1, 2-6, 4-6).

ATP Internazionali BNL d'Italia - Roma, Italia: Después de destrozar en primera ronda a Pere Riba, cae frente a Tommy Haas (7-5, 2-6, 3-6).

Roland Garros: Cae en primera ronda contra Guillermo García-López (4-6, 7-5, 2-6, 0-6)

ATP AEGON Championships - Londres, Inglaterra: Le gana a Marcos Baghdatis, Sam Querrey y Marinko Matosevic para caer en las semifinales contra Grigor Dimitrov (2-6, 4-6).

En sus últimos cuatro torneos disputados, en cuanto le ha tocado en suerte disputar un partido contra otro jugador con revés a una mano, el de Lausana ha caido derrotado.

El mundo del tenis no es ajeno a esta curiosa racha. Y existe una cierta expectación por saber cual será el desempeño del helvético en Wimbledon cuando al otro lado de la red se encuentre un rival poseedor de revés a una mano. Por el momento, Stanislas ha eliminado del torneo a Joao Sousa, Yen-Hsun Lu y a Denis Istomin, todos ellos jugadores con revés a dos manos.

Pero Ahora se enfrenta a dos rondas en las que se va a encontrar con jugadores con revés a una mano. En octavos de final se cruza con Feliciano López, poseedor de un revés cortado especialmente incisivo sobre el pasto. Y, en caso de superar con éxito el escollo del toledano, se encontraría en cuartos con el ganador del duelo entre Federer y Robredo. Y ambos arman revés a una mano.

El poseedor del, probablemente, mejor revés a una mano del circuito, ¿es frágil ante jugadores con su mismo golpeo? ¿Logrará Wawrinka romper esa racha llegando a semifinales y espantando a sus propios fantasmas? ¿O la realidad es qué ha quedado al descubierto su talón de Aquiles?

¿Es una pura coincidencia esta mala racha? Los lectores de PuntoDeBreak teneis la palabra.

Comentarios recientes